Los pros y contras del Up-Out, el sistema de ahorro forzoso, no tan forzoso

El sistema de ahorro forzoso conocido en Europa como Up-Out, que más o menos significaría subir el nivel de aportación de los trabajadores, y que se analiza por parte de las autoridades para ser implementado en algún momento de los próximos meses, se dice que antes de que termine la administración, ha sido implementando en Europa aunque los resultados son poco conocidos.

El esquema es más o menos sencillo, se trata de que mediante un decreto todos los trabajadores de México, que se encuentren registrados en el sistema formal, es decir, que coticen en alguno de los esquemas de seguridad social, registren un descuento de 5 por ciento de sus ingresos, recursos que irán a formar parte de su ahorro para el retiro.

Con esto, la tasas de aportación registrarán un aumento sustancial; en el caso de la tasa que pagan quienes cotizan al IMSS esta pasaría de 6.5 a 11.5 por ciento, mientras que para los cotizantes al ISSSTE se incrementaría hasta 18.5 por ciento para los que cuentan con ahorro solidario.

Sin embargo, existen algunos pros y contras, aquí los señalamos.

Pros

  1. Aumento inmediato a la tasa de aportación de los trabajadores, es un hecho que el ajuste mediante los vehículos legislativos no se presentará en mucho tiempo, nadie quiere pagar el costo político, o como dicen, no existe voluntad política.
  2. Los trabajadores mejorarán con el paso del tiempo de perfil pensionario mediante una mejor tasa de reemplazo.
  3. El ahorro privado en México reportaría un aumento considerable, consolidando la estabilidad macroeconómica de la que, hay que reconocerlo, gozamos desde hace varios años.
  4. Se evitaría el tortuoso camino legislativo, que solo ha llevado este proceso a un callejón sin salida. Si es por los legisladores, México nunca tendrá un aumento de tasas de aportación para mejorar el perfil de las pensiones.

Contras

  1. Es evidente que, pese a ser un incremento modesto de solamente 5 por ciento al ahorro obligatorio, para muchos trabajadores el descuento impactará en un inicio de millones de trabajadores que ganan hasta 5 mil pesos mensuales o menos.
  2. No está claro quien tiene la facultad para decretar dicho descuento, por lo que podría caer en un  conflicto legal entre poderes. Es muy probable que dicha facultad sea del poder legislativo, lo que nos lleva al mismo camino.
  3. El descuento obligatorio no es tan obligatorio. los trabajadores tendrían la facultad de renunciar a dicho esquema, por lo que podría terminar en un rotundo fracaso si millones de trabajadores hacen ese trámite.

Será cosa de esperar para saber si se realizará el ajuste que está en boca del mercado, o de plano la presente administración deja por la paz el asunto y lo hereda a los que lleguen a tomar decisiones a partir del 1 de diciembre de 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *