CFE replicará el esquema de Pemex en materia de pensiones, quiera o no

Antonio Sandoval

 CFE replicará el esquema de Pemex en materia de pensiones, quiera o no

Será cuestión de algunas semanas para que se conozcan los detalles sobre los acuerdos que alcanzará la dirección general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con su sindicato, para terminar de una vez y para siempre con el vetusto y ventajoso esquema de pensiones que tienen a la ahora Empresa Productiva del Estado postrada financieramente.

Las cifras más recientes ya no dejan lugar a dudas, o se hace algo o la CFE lo pagará muy caro; es decir, los contribuyentes mexicanos, el esquema VIP de los trabajadores sindicalizados de la CFE tiene  que desaparecer en lo referente a su esquema de pensiones.

De acuerdo con el director general de la CFE, Enrique Ochoa Reza, el año pasado la empresa absorbió perdidas por 68 mil 500 millones de pesos solamente por pasivos laborales, mientras que los pasivos laborales totales que la CFE tiene con sus trabajadores representan un monto de 620 mil millones de pesos, casi 35 mil millones de dólares al tipo de cambio actual, un mundo de dinero que ninguna empresa en el mundo puede desdeñar y hacer como que no pasa nada.

Tampoco hay demasiado que adivinar respecto a lo que pasará en las siguientes semanas, la CFE deberá replicar el esquema que se negoció con la otra Empresa Productiva del Estado, Pemex.

Puntos y comas más o menos, pero en esencia deberá ser lo mismo, con esas cifras no hay más que hacer, o el sindicato accede o se termina la empresa, así de tajante es la situación, más que las posturas de los directivos.

Como sabemos, en Pemex todos los trabajadores que entraron a la empresa a partir del año 2000 tendrán que basar su pensión, llegado el momento del retiro, en lo que hayan aportado en su cuenta individual, el nuevo esquema de pensiones le permitirá a Pemex disminuir con el tiempo su desproporcionado pasivo laboral que asciende a la cifra de un billón 500 mil millones de pesos, para quebrar a cualquier empresa en el mundo.

No sabemos en qué proporción, pero seguramente muchos trabajadores de la CFE tendrán que migrar en los próximos años al esquema de cuentas individuales, quieran o no, dejará de ser opcional.

Así es que, poco a poco, como si se tratar de un doloroso parto, el sistema de beneficios definidos hace agua en este país y en algunos años casi será inexistente, el destino ya nos alcanzó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *