Señores, sus ahorros invertidos en el NAIM no se perderán

Antonio Sandoval, analista financiero, eperto en sistemas de pensiones y mercados financieros

Las Afores tienen la facultad de invertir en mercados de infraestructura; es decir, pueden contribuir al desarrollo de este país, que tanta falta le hace.

A veces, lamentablemente no estudiamos lo suficiente, nos dejamos guiar por lo que dicen los medios de comunicación, mismos que también pueden malinformar, incluyendo a los “especializados”, el tema es grave si confluyen los tiempos electorales con la ignorancia.

En México, entre un porcentaje cada vez más creciente de trabajadores, existe el rumor de que algunas Afores han perdido o van a perder algo así como 13 mil 500 millones de pesos en inversiones que hicieron hace poco en el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Las inversiones se realizaron concretamente en un instrumento financiero conocido como FIBRA, por el monto ya señalado de 13,500 millones de pesos. Las Afores que hicieron esas inversiones fueron: Inbursa, PensionISSSTE, Profuturo y XXI Banorte.

Sin duda que siempre existen riesgos, pero también es necesario conocer a detalle de lo que hablamos, para estar en condiciones de emitir un juicio. En este momento, les podemos decir a los ahorradores que sus recursos no se perderán, que las Afores actuaron con toda legalidad y conocimiento de causa, y que para que suceda algo malo tienen que pasar muchas cosas, que seguramente no se verán.

Veamos los detalles para informarnos, después podemos emitir juicios.

  1. Las Afores no actuaron al margen de la ley; éste tipo de operaciones se encuentran dentro de las contempladas por el agente que regula a las Afores, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).
  2. Quizás pocos lo saben, y ya es hora de que lo sepan muchos: Todos los días las Afores informan a la Consar sobre sus operaciones, hacen cortes diarios; lo anterior es una obligación, no una elección. Por lo tanto, si desconfiamos de las Afores también desconfiamos de las tareas de la autoridad reguladora.
  3. Los mecanismos de control hubieran detonado de inmediato si las Afores habrían invertido en operaciones ilícitas.
  4. Pero, ¿qué son las FIBRAS? Los Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (FIBRAS), son instrumentos de financiamiento para la adquisición y/o construcción de bienes inmuebles. Con el paso del tiempo las FIBRAS han evolucionado para otros segmentos económicos, tales como energía, o específicamente la construcción de proyectos como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Estos instrumentos de inversión pueden ser emitidos por gobiernos federal, estatal, municipal y empresas.
  5. ¿Cualquiera puede emitir una FIBRA?; ahí empieza un punto relevante, la FIBRA no puede ser emitida por cualquier empresa patito. En este caso la FIBRA en la que las Afores invirtieron 13 mil 500 millones de pesos fue emitida por el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), una empresa con altos estándares de solidez y solvencia económico-financiera, y con una característica relevante que muchas veces se deja de lado: El GACm es una empresa de participación estatal mayoritaria; es decir, el estado mexicano es el que está atrás.
  6. Con base en el punto anterior, los recursos propiedad de los trabajadores mexicanos por un monto de 13 mil 500 millones de pesos, que las cuatro Afores prestaron para la construcción del NAIM, fueron prestados en realidad al estado mexicano, entidad que tiene nivel de riesgo mínimo de insolvencia, difícilmente el estado dejará de pagar sus compromisos.
  7. Entremos en el tema político-electoral-financiero; Si llega a la presidencia el candidato andrés Manuel López Obrador y da cerrojazo a las obras del NAIM, primero deberá enfrentar una serie de presiones impresionantes en los mercados financieros ante la locura que cometería.
  8. Supongamos que de cualquier manera el señor presidente López Obrador dice que el Aeropuerto de Santa Lucía es la mejor opción, entonces tendrá que pagar todo lo invertido en el NAIM.
  9. En el caso de los 13 mil 500 millones de pesos, el estado mexicano, que constitucionalmente él encabezaría, es el que debe enfrentar dicho pago.
  10. Se nos olvidaba decirlo, las inversiones en FIBRAS son de largo plazo, por lo tanto, falta mucho para que llegue ese momento en el que deberán devolverse los 13 mil 500 millones de pesos con sus respectivos intereses, muchas cosas pueden suceder.
  11. Podemos estar de acuerdo con muchas cosas, pero si en algo debemos ser coincidentes es que el desarrollo del país lo debemos financiar en la mayor medida posible los propios mexicanos. En ese sentido, si el ahorro de largo plazo de los trabajadores no sirve para financiera dicho desarrollo, tenemos problemas.

Señores trabajadores (inversionistas), de las Afores que invirtieron dinero en el NAIM, no se distraigan en algo que no merece mucho la atención, no caigan en la trampa producto de la desfinformación, su dinero no se perderá. Preocúpese si tiene que retirarse en el cortísimo plazo (menos de un año), pero, ¿qué cree?, si fuera el caso su dinero no está invertido en el NAIM, se lo garantizo.

Un dato adicional final, los primeros rendimientos de las inversiones realizadas en el NAIM, se empezarán a reflejar en el año 2021, así es que falta mucha historia por escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.