¿Quién tiró al dólar y catapultó al peso, la Fed o AMLO?

Antonio Sandoval, analista financiero, eperto en sistemas de pensiones y mercados financieros

Debo aclarar primero que no soy lopezobradorista, mi postura es totalmente apolítica. Sin embargo, en los días recientes se ha comentado mucho el desempeño del tipo de cambio del peso contra el dólar relacionándolo con el factor político. La moneda estadounidense ha caído de forma importante, o dicho de otra manera, el peso se ha fortalecido contra el dólar.

Mucho se ha comentado que la causa de la apreciación del peso es resultado de las elecciones del pasado domingo 4 de junio, en las que el partido gobernante salió bien librado, sobre todo en el estratégico Estado de México, bastión priista y tierra del presidente en turno. Un descalabro ahí significaba la entrega automática del poder, señalan los expertos.

En los mercados financieros la política juega, y juega mucho. Sin embargo, nada tiene tanto peso como las estrategias de inversión que generan movimientos de capitales; dichas estrategias revisten mayor relevancia si los movimientos tienen como contexto alguna acción o reacción de un agente económico muy poderoso en el mercado, alguien como el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos, la temida Fed.

Es cierto que después de las elecciones del domingo 4 de junio el dólar profundizó su movimiento bajista en el mercado nacional, pero no fue el inicio, en realidad el dólar se empezó a debilitar en los mercados globales varias semanas atrás.

Las coincidencias tampoco existen en los mercados financieros, parecería que ahora sí fue el caso, pero no es así, este miércoles 14 de junio finalmente la Fed aumentó nuevamente su tasa de interés, se trata de una decisión fundamental para entender el movimiento de los capitales en México y en el resto del mundo. Vayamos por partes.

  1. Es cierto que Andrés Manuel López Obrador es un  personaje polémico que todavía genera mucha incertidumbre en los mercados financieros, con todo y que en los meses recientes ha tratado de acercarse a la comunidad empresarial (los personajes que eligió son para el análisis, especialmente Alfonso Romo Garza). Es cierto que su solo nombre pone a pensar a muchos inversionistas; debemos señalar que una parte importante del temor que le tienen los mercados, lo inversionistas y los capitales, se lo ha ganado a pulso, y otra parte desde luego es fomentada por sus adversarios.
  2. Es cierto que la elección del Estado de México era muy importante, no cabe duda que de haberla ganado por medio de su partido Morena, y su candidata Delfina Gómez, AMLO se hubiera catapultado a la estratósfera política, consolidándose como el enemigo a vencer en las presidenciales del año siguiente, aunque para ello falta mucho por escribir.
  3. También es cierto que en una elección como la del Estado de México, con la tendencia que marcaban las encuestas -muchas de ellas en esta ocasión fueron certeras ya que efectivamente el resultado fue cerrado, con un repunte espectacular de Morena, el partido de López Obrador-, la cautela se vuelve un elemento presente, seguramente en México eso sucedió durante los meses previos, “pago por ver”, dicen los inversionistas.
  4. Sin embargo, en el mundo de los mercados financieros están pasando cosas que no pueden dejarse de lado, sobre todo cuando un banco central tan importante como el que pertenece a la mayor economía del planeta mueve sus tasas, eso genera efectos importantes en todo el planeta, sobre todo si esa economía y ese banco central están justo al lado en la frontera norte con México.
  5. Subir las tasas de interés por parte de la Fed no es poca cosa, y menos a la velocidad con la que lo ha hecho. Apenas en diciembre de 2015 las tasas de la Fed estaban prácticamente en cero por ciento, hoy ya se ubican en un máximo de 1.25 por ciento.
  6. Estados Unidos es la economía cuya moneda es reserva mundial, todo está denominado en dólares, o cuando menos un gran porcentaje de la deuda global, reservas monetarias, créditos, intereses, etcétera.
  7. Es posible que el ajuste alcista de las tasas de interés genere el llamado “vuelo a la calidad”, miles de millones de dolares salen de naciones con economías frágiles y se regresan a Estados Unidos, el aumento de las tasas estadounidenses son un auténtico imán para los capitales, por paradójico que parezca dichos movimientos empiezan a debilitar al dólar porque se considera que los riesgos en dicha divisa son cada vez menores. El dólar es una moneda difícil de comprender ya que por su calidad de reserva mundial no siempre se comporta de acuerdo a como lo hacen otras, o según lo indica la lógica.
  8. ¿Pero porqué se fortalece el peso? La respuesta es sencilla, si a Estados Unidos le va bien, si sus tasas de interés suben, seguramente a la economía mexicana le puede ir bien, o cuando menos no tan mal. Mención aparte merece el desempeño económico de nuestro país, los indicadores financieros y económicos, esos que los mercados usan para ponerle palomita o tache a los países y con ello determinar si invierten o no en sus plazas financieras, hablan de un buen desempeño para México.
  9. Por si algo faltara, es un hecho que si la Fed sube tasas de interés, el Banco de México hará lo mismo, ya lo vimos y lo veremos en los siguientes meses. Una economía más o menos estable, que tiene buenos indicadores, que paga tasas de interés altas respecto a su principal socio comercial (que por cierto es la mayor economía del planeta), bien merece la pena destinar algunos cientos o miles de millones de dólares para invertir en sus mercados, fortaleciendo a su moneda.
  10. por lo tanto, es difícil, por no decir que imposible, determinar en qué porcentaje el peso se ha fortalecido a partir del 5 de junio por el resultado de la elección del día previo, primordialmente en el Estado de México, y por el movimiento de la Fed.
  11. Sin embargo y sin menospreciar la relevancia política ni el peso de los actores, la Fed es un agente económico muy importante que mueve miles de millones de dólares con solo unas palabras de sus principales funcionarios, ¿se acuerdan de Alan Greenspan?.
  12. Coincidentemente la Fed fijó en ésta ocasión su reunión de política monetaria tan solo unos días después del delicado y estratégico proceso electoral mexiquense.
  13. Seguramente hubo una elevada incertidumbre política, pero es altamente probable que muchos de los capitales que llegaron a México en los días recientes lo hayan hecho atraídos por el nivel actual de las tasas de interés en nuestro país, y también por un  factor del que poco se habla, el de la anticipación de los mercados, entre los analistas y expertos se menciona que la Fed volverá a subir sus tasas de interés en los siguientes meses, eso significa tasas altas en México por más tiempo, un negocio importante que difícilmente dejarán escapar.
  14. En la guerra todo se vale, no es nada raro que de acuerdo con sus conveniencias, el discurso político de los adversarios lopezobradorista gire en el sentido de que la reciente fortaleza del peso obedece a que no ganó lo que pudo ganar, que los capitales retomaron la respiración y se volcaron jubilosos por la derrota de Morena en las urnas mexiquenses, es decir, por la derrota del puntero en las encuestas para las elecciones del año entrante.
  15. Se olvidan que en el mundo, quieran o no, el que manda es el dinero. En ésta ocasión, y casi puedo asegurar que por una mayoría abrumadora, los inversionistas ven en el peso muchas oportunidades conectadas directamente a su bolsillo, más que a una coyuntura política relevante, pero que no alcanza a rebasar el inmenso poder monetario de los capitales. No en ésta ocasión, quizás para las presidenciables de 2018 podamos ver otra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *