Tiene el peso mexicano los tres primeros días más dramáticos de inicio de año durante el siglo

La dramática caída del peso mexicano en los tres primeros días de operación de los mercados financieros no tiene precedente, hablamos ya del inicio de año más dramático para la moneda mexicana para un lapso similar durante el presente siglo 21

De acuerdo con el cierre oficial de ayer del banco central mexicano, ubicado en 21.5225 pesos por dólar para el mercado interbancario o de mayoreo, la moneda mexica a se deprecia 4.27 por ciento durante los tres primeros días de operación cambiaria, afectado, entre otras cosas, por el aviso de la cancelación que hizo Ford del programa de expansión anunciado el año pasado, que incluiría inversiones por hasta mil 600 millones de dólares.

También, el peso resultó muy golpeado por la incertidumbre generada en torno a la inminencia del arribo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, más el encono social que ha desatado el llamado «gasolinazo», un aumento en el precio de la gasolina de hasta 20 por ciento, que ha desatado fuertes protestas y colapsado durante varias horas en el transcurso del día varias carreteras del país, incluyendo la zona metropolitana de la capital mexicana.

Un ajuste tan violento del peso mexicano para los tres primeros días del año no se veía en el presente siglo, y solamente se remonta a lo reportado en el año 1995 cuando la gran devaluación del mes de diciembre previo, desató una ola de especulación contra la moneda mexicana.

Este derrumbe del peso ha empezado a modificar de inmediato las expectativas de varios analistas y expertos en torno a temas como el de la inflación y las tasas de interés, otros de los indicadores torales para la economía mexicana.

La caída del peso se enmarca también en un proceso de aumento de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, tendencia que inevitablemente debe seguir la contraparte mexicana, el Banco de México, incluso con ajustes superiores y con mucha antelación.

Aunque la semana no termina, la caída del peso ya marcó precedente, nunca se había observado un inicio de año tan dramático para nuestra moneda, y lo peor para muchos es que 2017 apenas debuta, por lo que no se descarta un periodo de mucha debilidad para la divisa mexicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.