Perspectivas económicas y bursátiles, primer semestre 2016

image-2Una cotización de la mezcla mexicana de petróleo en el mercado internacional que se mantendrá baja y seguirá impactando en el tipo de cambio, así como una menor demanda de materias primas por la lenta recuperación de la economía china, serán los factores que seguirán frenando el crecimiento de la economía mexicana en 2016, anticipó B×+.

Al presentar sus perspectivas económicas y bursátiles para la primera mitad del 2016, los especialistas de las áreas de análisis Económico y Bursátil de B×+ anticiparon que estas condiciones contribuirán para que la economía nacional tenga una expansión de 2.6% del PIB con una inflación cercana al 3%.

En lo que respecta al tipo de cambio el área de análisis económico anticipa que los bajos precios del petróleo seguirán presionando al peso, ubicando la paridad hacia el cierre del año en 17.60 pesos por dólar.

Isaac Velasco, Gerente de Economía de B×+ explicó que si bien los
instrumentos de medición económica en México son acertados, miden solamente la economía formal y de acuerdo con el INEGI, la informalidad en México podría llegar a ser de 60%, atendiendo el número de trabajadores sin seguridad social. De ahí que los Indicadores más representativos de un dinamismo económico en el que participan tanto formales como informales son los relacionados con el consumo y el crédito, los cuales han llegado a reportar cifras de avance de más de dos dígitos. “Ello podría sugerir que el crecimiento real en México es mayor de lo que aparenta”, dijo.

“Esperamos que Banco de México mantenga la tasa de referencia sin cambios la mayor parte del año en línea con la Reserva Federal y cerrar el año en de 3.50 por ciento”, comentó Isaac Velasco.
“En semanas recientes, México regreso después de 2 años a la lista de los 10 mejores países para realizar negocios en una encuesta de más de 400 CEO’s en 80 países realizada por la firma internacional Pricewaterhouse Coopers. También apareció en la lista difundida por CnnMoney de Las 8 Economías Emergentes en las que no hay que temer; sin embargo, mientras existan razones inciertas y de riesgo, la mayor prioridad este año deberá ser estar preparado para un mercado volátil que permita cuidar las inversiones y no tanto incrementar de manera sustancial el valor del portafolio”, explicó Carlos Ponce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *