¿Otra debacle del peso?, las razones que así lo indican

1473806635Antonio Sandoval

En días pasados el tipo de cambio del peso contra el dólar volvió a debilitarse, es decir, nuestra moneda perdió terreno nuevamente contra la divisa estadounidense, algo que ya es común en lo que va del año.

Sin embargo, la clave es saber si estamos frente a una nueva debacle del peso, que eventualmente lo llevará a 20 unidades por dólar y de ahí hacia arriba, o el movimiento actual es parte de los ajustes que hemos reportado este año, y que en realidad solamente hicieron una pausa entre julio y agosto.

Mucho me temo que nuestra moneda está en un nuevo periodo de debilidad que podría llevarla a registrar precios no vistos, históricos, a continuación le menciono algunos de los factores que permiten obtener tal conclusión.

1) Al cierre del primer semestre del año no hacían ruido en el mercado las “amenazas” de las agencias calificadoras respecto a degradar la nota de México por sus elevados niveles de deuda, es un factor negativo adicional, pero sumamente importante para las finanzas del país, y para su moneda.

2) Ahora ya tenemos candidatos oficiales a la presidencia de Estados Unidos, aunque los conocíamos desde antes. Sin embargo no es lo mismo; en otras entregas le señalamos que bastaría con que se oficializara la candidatura de Donald Trump para que el ruido en los mercados se profundizara, independientemente de las encuestas, eso ya sucedió y el peso está debilitándose.

3) Al cierre del primer semestre del año la expectativa oficial de crecimiento para nuestro país se mantenía entre 2 y 3 por ciento, poco creíble, pero a fin de cuentas una expectativa oficial. Hoy no solo se ha reconocido que creceremos menos, sino que con esa base las proyecciones de analistas privados ya apuntan a un PIB inferior de 2% para este año, otra mala señal para el peso.

4) Un paquete económico más que austero nos espera para 2017, menos inversión pública, menos dinamismo económico, no hay nada que pueda ser usado para que el peso se contagie, aunque sea un poco, de optimismo.

5) De regreso a la política estadounidense, muchas encuestas se han cerrado, incluso en algunas ya está a la cabeza el candidato republicano, eso se llama empate técnico; nada para nadie, nada para el peso, mala noticia.

6) Por si algo faltara, los recientes problemas de salud de la señora Clinton, la que podríamos llamar “La candidata del peso”, le pegan directamente a la moneda mexicana por la incertidumbre que se genera en torno a la economía de nuestro país.

7) La reunión Peña-Trump dejó más dudas que certezas para los mercados, ¿qué le espera a la economía mexicana si gana Trump?, hay muchas especulaciones y ninguna es positiva.

8) Tarde o temprano habrá alza de tasas de interés en Estados Unidos y desde luego en México, ¿acaso subirán las tasas antes en México por la presión del tipo de cambio?, es muy factible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *