Oscuro el escenario de corto plazo para el peso: CI Banco

Los mercados parecen ensañarse con la moneda mexicana y la razón es simple. El inversionista piensa que el país más perjudicado por las políticas en materia de comercio y migración que anunció Trump es México. La interrelación y dependencia económica actual que tenemos con EUA, por la cercanía y asimetría entre poderes, hace que los riesgos por posibles políticas que implementaría Trump sean considerables y puedan poner en jaque la estabilidad económica y diplomática del país.

La realidad es que no está nada claro a qué se enfrentan los mercados financieros, y ese es el principal motivo de nerviosismo para los inversionistas. Hay que esperar a que el presidente electo Trump defina exactamente cuál será su política económica, que lo más probable es que buscará cumplir todas las propuestas de campaña.

No se vislumbra un catalizador en el corto plazo que pueda revertir la tendencia de depreciación de la moneda mexicana. Lo más cercano es la reunión de política monetaria de Banxico, la semana próxima (jueves 17), en la cual si decide subir tasas de interés, le podría ayudar a dar un respiro temporal al peso.

La espera e incertidumbre mantendrá volátil al peso mexicano en el corto plazo. En las próximas semanas el mercado estará muy atento a cada una las palabras de Trump, hasta que vaya conociéndolo en sus primeros meses de Administración.

El gobierno mexicano tiene que hacer frente a los riesgos, defendiendo nuestros intereses sin romper relaciones con el gobierno norteamericano. A la par, debe mantener su postura de estabilizar sus finanzas públicas, fortalecer las finanzas de PEMEX y buscar disminuir la ya alta deuda pública, además de mejorar urgentemente la mala imagen en los temas de seguridad y corrupción. No la tiene fácil la administración del Presidente Peña Nieto, ya que ante un panorama económico incierto, el margen
de maniobra de la política fiscal es limitado.

Aunque en CIBanco consideramos que es probable que continuemos observando una mayor depreciación del peso mexicano en las próximas semanas/meses, el mercado cambiario descuenta el peor escenario sobre-reaccionando en contra de la moneda mexicana. Además, los mercados financieros regresarán su atención también a los posibles acuerdos para congelar la producción de petróleo por parte de los países de la OPEP (30 de noviembre) y a la reunión de política monetaria de la FED de EUA el 14 de diciembre.

El resultado del triunfo de Trump es en sí negativo para nuestro país, pero tendremos que esperar para ver qué matiz toma y así tener un mejor diagnóstico sobre el posible impacto real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *