No pasará nada con los ahorros en las Afores, llegue quien llegue al gobierno

Antonio Sandoval, analista financiero, eperto en sistemas de pensiones y mercados financieros

El título es con todo propósito, ante lo que pudiera presentarse en las próximas semanas en materia política y que podría relacionarse con los recursos, ahorros, propiedad de los trabajadores mexicanos, que manejan las Afores.

Es necesario dejar muy claro que este dinero, el que manejan las Afores, es propiedad exclusiva de los trabajadores, y por lo tanto no puede expropiarse ni utilizarse para otros propósitos que no sean el de generar un ahorro para el retiro.

En este sentido, quiero ser muy claro con mis compañeros trabajadores, llegue quien llegue al gobierno se van a respetar estos fondos, y creemos que en general el esquema del SAR, por tres simples razones:

Antes de señalarlas quiero también precisar que este escenario se apega casi en forma exclusiva a una eventual llegada del candidato Andrés Manuel López Obrador, ya que en realidad los otros candidatos no significan la posibilidad de que hubiera cambios significativos en el actual esquema. En realidad, el candidato puntero tampoco ha señalado algo relativo al mercado de pensiones en México, pero sí es el que más incertidumbre genera. Dicho lo anterior, señalamos las tres causas por las que creemos que el actual esquema del SAR permanecerá idéntico.

  1. Como señalamos, los recursos depositados en el SAR son propiedad de los trabajadores, creemos que no habría posibilidad, por la madurez del mercado y de otras instituciones, de que se afecten estos fondos, no hay posibilidad de que se usen para otra cosa que no sea el de fomentar el ahorro para el retiro.
  2. Existen mecanismos constitucionales que garantizan el ahorro para el retiro, también están los mecanismos operativos y de gestión, los ahorros de los trabajadores mexicanos no se tocan.
  3. Existen también, mecanismos y límites para que los ahorros de los trabajadores se INVIERTAN en proyectos de infraestructura, no pueden tomarse libremente como alternativa para financiar el crecimiento. Incluso, los proyectos tienen características muy específicas, no pueden invertirse los ahorros de los trabajadores en cualquiera de ellos.

Ante la eventualidad y posibilidad de que surjan temores relativos al futuro de ahorro acumulado de los trabajadores, mismo que por cierto ya supera los 2 billones de pesos, existen las suficientes garantías para que esos fondos, su destino y su gestión, se respeten.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.