Mexicanos, poco preparados para hacer frente a acontecimientos que cambian la vida

Los mexicanos son los menos preparados para hacer frente a situaciones que cambian la vida de las personas, de acuerdo con datos del segundo estudio de la serie El Poder de la Protección. Acontecimientos que cambian la vida que HSBC realiza en 12 países.

El estudio resalta que sólo 70 de los mil mexicanos encuestados (7%) había adquirido algún producto financiero o de protección que lo respaldó económicamente al presentarse un suceso que significó un cambio importante en sus vidas. Mientras que el promedio en los demás países fue de alrededor de 17 por ciento.

El análisis demuestra que para los mexicanos son tres los acontecimientos personales con más trascendencia en sus vidas y que representan un cambio importante: tener un hijo (68%), perder a alguno de sus padres (55%) y casarse (46%).

Por otro lado, sobre los acontecimientos relacionados con el trabajo, el estudio señala que los mexicanos los consideran “menos determinantes” para el curso de sus vidas. Ejemplo de ello es que solo para 28% de los entrevistados haber perdido el empleo significó un cambio importante.

No obstante, cuando se habla de temas financieros, perder el trabajo es el suceso que mayor impacto negativo tiene entre los mexicanos (94%), seguido de eventos personales, como sufrir una enfermedad o lesión grave (86%) y vivir un divorcio (69%).

“Es difícil anticiparse a todos los eventos que nos pueden cambiar la vida; sin embargo, trazar planes para cubrir las necesidades financieras ayudará a proteger lo que ya se tiene y a recuperarse con mayor facilidad de algún evento inesperado”, explicó Mauricio del Pozzo, Director General de HSBC Seguros en México.

Cuando alguno de estos sucesos se presenta, los mexicanos buscan ayuda, siendo el apoyo más común el emocional. Por ejemplo, mientras que 51% recibió apoyo emocional cuando experimentó una enfermedad o lesión grave, sólo 17% recibió apoyo financiero, lo cual significó tener que buscar otras alternativas para salir adelante económicamente.

En específico, cuando se preguntó a los encuestados en México qué acciones financieras tomaron para hacer frente a situaciones que cambian la vida, las más frecuentes fueron recortar gastos (68%), volver a priorizarlos (63%), hacer uso de los ahorros (48%) o pedir apoyo financiero a familiares (38%).

No obstante, una vez que lograron superar ese momento difícil, únicamente 18% contrató un seguro y 17% abrió una cuenta de ahorro que les ayudará en caso de que otro evento inesperado los tome por sorpresa.

Cabe señalar que en retrospectiva, al momento de presentarse el suceso, 74% desearía haber ahorrado más y 51% haber abierto una cuenta de ahorro, mientras que 49% desearía haber contratado un seguro.

“Es importante pensar en la protección a futuro y planear para hacer frente a acontecimientos que puedan cambiar nuestra vida; una de las mejores formas de estar preparado es cubrirse a través de un seguro”, detalló el directivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *