Las cinco mentiras que utilizan las Afores para afiliarte

Logotipo Sieforeretiro

Las Afores llegan a utilizar “estrategias” de inversión poco transparentes para lograr afiliaciones, lo hacen porque saben que en el país la cultura financiera todavía es muy baja y porque están convencidas de que las regulaciones  no llegan a niveles en los que la autoridad pueda percatarse de este tipo de prácticas. Han utilizado los beneficios que brinda el sistema en general y lo disfrazan como si fuera algo exclusivo de la institución, lamentablemente como un amplio porcentaje de la gente no sabe,  puede ser sorprendida y dejar su cuenta en una opción que pague menor tasa de rendimiento, con efectos negativos de largo plazo para el porcentaje de pensión que podría recibir.

Las administradoras de ahorro para el retiro deberían obligar a sus promotores a centrar su estrategia comercial en informar a los trabajadores sobre los beneficios del sistema, además de ofrecerles soluciones que les permitan mejorar su perfil de pensión con el paso de los años, incluso con estudios bien elaborados sobre su situación personal respecto al ahorro, y utilizar correctamente los conceptos con el fin de impulsar el conocimiento entre la clientela. Desgraciadamente todo lo anterior pocos agentes de ventas lo hacen. Mientras que institucionalmente todas las Afores tienen protocolos al respecto, en la práctica las cosas son diferentes.

Son cinco las grandes mentiras que usan las Afores, o sus agentes de ventas o asesores patrimoniales o como sea que pomposamente les llamen, para afiliar a los trabajadores. Te mencionamos las cinco y las explicamos brevemente:

1) Seguro por desempleo: Son muchos casos, en muchas Afores, en los que a los trabajadores se les dice que esa institución cuenta con el apoyo por desempleo, MENTIRA, todas las Afores lo único que hacen y están obligadas por ley es a tramitar el SEGURO POR DESEMPLEO, bajo los términos que marca la misma ley. No hay ninguna Afore que te proporcione apoyo por desempleo, en realidad los recursos que se utilizan para pagarle al trabajador que lamentablemente debe usarlos por dicha situación, salen del ahorro acumulado del propio trabajador; es decir, el titular de la cuenta se paga su seguro por desempleo, dicho de otra forma, utiliza parte de su ahorro para enfrentar dicha emergencia. En resumen, ninguna Afore te ofrece el apoyo por desempleo, es un beneficio contemplado en la ley al que tienen acceso absolutamente TODOS los trabajadores en TODAS las Afores, no importa cuál de ellas maneje su cuenta. Además, no se llama Apoyo por desempleo, sino SEGURO POR DESEMPLEO.

2) Apoyo por matrimonio: Es más o menos el mismo caso que el que comentamos en el seguro por desempleo, TODAS las Afores solamente tramitan dicho BENEFICIO CONTEMPLADO EN LA LEY, no hay tal apoyo como dicen y como pretenden enmascararlo, generando la apariencia de que es un servicio exclusivo de determinada AFORE.

3) SAR 92: Es utilizado para captar cuentas de los trabajadores de la generación de la transición (Ley 1973), ya que los trabajadores de la generación Afore empezaron a cotizar a partir del 1 de julio de 1997 y no cuentan con ese tipo de ahorro. El engaño consiste en señalarle al trabajador que tiene recursos en esa subcuenta, la del SAR 92, y que de no retirarlos y pasarlos a su cuenta individual entonces se perderán; MENTIRA, esos fondos no se pierden, son propiedad del trabajador, están en manos del gobierno federal pero son plenamente identificables precisamente para cuando el trabajador los requiera, ya sea en ese momento o cuando vaya a retirarse, lo único es que no generan rendimientos. En resumen, LOS RECURSOS DEL SAR 92 NO SE PIERDEN NUNCA. Si una Afore te dice lo contrario entonces te está mintiendo, tan son identificables que la Afore en cuestión te llama porque sabe que se encuentran a tu nombre.

4) Las “pérdidas”: Uno de los artilugios más utilizados por las Afores, no se diga en época de minusvalías, y es que la palabra correcta es esa, minusvalía, no pérdida. Pero, muchas Afores, por medio de sus agentes, llaman al cliente para señalarle que registra “pérdidas” en su cuenta individual, misma que por supuesto está en otra institución. El engaño suele ser doble porque i) Es común que los agentes de las Afores utilicen periodos diferentes de comparación para decir que ellos sí generan “utilidades”, es decir, comparan peras con manzanas. Es común que en un periodo de “pérdidas” TODAS las Afores las padezcan y por lo tanto las cuentas individuales también, rara vez se han detectado periodos de “pérdidas” en los que alguna Afore no las registre. Pero la peor mentira no es esa, sino la siguiente ii) No son “pérdidas”, sino minusvalías, lo saben las Afores, pero con todo propósito utilizan el término para impactar más en el cliente, una pérdida se generaría si el trabajador se retira en ese momento, y eso habría que ver, porque seguramente en el largo plazo la persona en cuestión tendría beneficios. Si el trabajador no se retira, como es el común de los casos, entonces hablamos de “minusvalías”, disminución transitoria o temporal de valor. Si un agente de una Afore te llama y te dice que tienes “pérdidas” en tu cuenta individual, dile que no es el concepto correcto, aunque te expones a que se moleste y te diga que eres un ignorante, como le pasó al autor del artículo cuando tuvo la osadía de indicarle al “agente patrimonial” que le llamó que estaba utilizando los términos erróneamente. Recuerda, en el SAR hoy por hoy en la mayoría de los casos NO HAY PÉRDIDAS, SINO MINUSVALÍAS, eso cuando se presentan porque dicho sea se paso, son mucho más los periodos de plusvalías registrados a lo largo de estos 20 años del sistema de cuentas individuales.

5) Los biométricos: Mentira que han empezado a poner de moda algunos agentes de Afores para tratar de captar clientela, dicen que su institución les presta el servicio de biométricos, y que esto es muy importante porque en unos meses nadie que no tenga sus biométricos podrá hacer uso de los servicios de las Afores, claro que para que “disfrutes de sus servicios” debes cambiarte a dicha Afore. Una vez más MENTIRA, TODAS LAS AFORES TIENEN LA OBLIGACIÓN DE REGISTRAR LOS DATOS DE LOS TRABAJADORES EN BIOMÉTRICOS, es una disposición oficial, es de hecho una gran cruzada nacional y TODAS lo deben hacer, no es un servicio exclusivo de alguna institución. Tampoco es cierto que si no tienes tus datos en biométricos no podrás hacer ningún trámite, lo más que puede suceder es que cuando llegues a tu Afore para hacer el trámite que requieres, en ese momento tengas que hacer también dicho proceso.

En las Afores hay de todo: quienes usan artilugios y quienes son verdaderamente profesionales. Como trabajadores tenemos que prepararnos para que podamos identificar a los que usan procesos poco profesionales y éticos para captar cuentas, como dice el dicho: “la culpa no es del indio, sino del que lo hace compadre”.

4 thoughts on “Las cinco mentiras que utilizan las Afores para afiliarte

  1. Buen día quiero expresar sobre los cinco mentiras de las AFORES, en primero quisiera preguntar al columnista como se le debe llamar a la persona que va y ofrece sus servicios de afore?
    Segunda las minusvalías digame cuando se recupera ? Ejemplo caso de devaluación cuando se recupero la gente? Los bancos?
    Hay que llamarlo como es por su nombre para que disfrazar.
    Tercero si nosotros nos interesaramos hablo en toda las clases sociales, en recibir la información que se proporciona que yo le llamaría asesorías , las personas nunca tienen tiempo, no hay interés, dicen hay después, y los que ganan bien dicen lo mismo, pero cuando se ven en la necesidad una enfermedad, riesgo de trabajo , invalidez temporal o total.
    No saben a quien deben acudir.
    Esto tiene razón. Hace falta el darse el tiempo para ver este tipo de información.
    Le pregunto usted tiene ordenado todo lo relacionado a este tema? No solo es biométrico, es lo que heredamos a nuestra familia por no informarnos.

    1. Alejandro:
      Buenas tardes, muchas gracias por sus comentarios y con gusto trato de dar respuesta a sus cuestionamientos.
      1) ¿como se le debe llamar a la persona que va y ofrece sus servicios de afore?
      Si nos atenemos al nombramiento que proporciona la Consar, que como sabe es el órgano regulador en el SAR, deberíamos llamarles “agentes comerciales”, aunque en las Afores les llaman de diversa manera, en algunas son asesores patrimoniales, en otras simplemente Asesores, en otras Agentes de Ventas, Agentes de Afore, Vendedores, etc. Creo que eso ya depende de la Afore, no hay un nombre específico con el que se haya unificado esa actividad, hay algunas instituciones en las que un vendedor de Afore también te puede vender un seguro o algún otro servicio financiero.

      2) las minusvalías digame cuando se recupera ? Ejemplo caso de devaluación cuando se recupero la gente? Los bancos?
      Hay que llamarlo como es por su nombre para que disfrazar.
      Sé que es un tema complejo, a mi mismo me costó entenderlo pero no es algo que yo haya inventado ni algo con lo que pretenda “disfrazar” las malas acciones o decisiones de las Afores, es algo real.
      Las minusvalías se recuperan con el tiempo, en el artículo he señalado que en los 20 años del SAR son muchísimo más los periodos de plusvalías (lo que la gente llama erróneamente utilidades) respecto a los de minusvalías (los que la gente llama erróneamente pérdidas).
      Pero le voy a decir y proponer lo mismo que le dije recientemente a una persona, es un ejercicio que puede usted hacer sin que nadie trate de sorprenderlo:
      En la próxima minusvalía que usted perciba, tome nota y a partir de ahí cada ocasión que recibe su estado de cuenta vuelva a checar si l saldo sigue a la baja o ya se recuperó, le aseguro que con el paso del tiempo usted tendrá un saldo mayor respecto al que tuvo cuando se enteró de la minusvalía, ciertamente una parte obedece a los depósitos que se hacen en su cuenta, pero otra parte a la recuperación de los rendimientos o plusvalía. Créame que yo sería el primero en decir que las Afores son unas mentirosas y que nos quieren marear con términos domingueros como el de minusvalía, cuando lo que tienen son pérdidas, pero no puedo hacerlo porque tampoco quiero malinformar ni ayudar a que las cosas sigan malinterpretándose. Se le llama minusvalía porque simple y sencillamente la mayoría de la gente no retira sus recursos en este momento, sino que lo hará dentro de varios años. Es complejo y lo sé, pero tome en cuenta que nuestros recursos están invertidos en los mercados financieros en los que a veces se gana y a veces se pierde, a veces hay plusvalías y a veces minusvalías, no es que las Afores jueguen con nuestro dinero, así son los mercados, lo importante es que, como ha sucedido hasta ahora, las plusvalias sean mucho más que las minusvalías.
      Pero déjeme decirle algo más para concluir con el tema y pasar al siguiente: supongamos sin conceder que, efectivamente, los trabajadores tengamos en ocasiones “pérdidas” en nuestras cuentas individuales, para que como usted dice le llamemos a las cosas por su nombre, lo que quiere decir que también hemos registrado “utilidades”, lo que podríamos hacer es sumar nuestras “utilidades” y compararlas contra nuestras “pérdidas”, con lo que veríamos que en la inmensa mayoría de los casos, salvo las cuentas que tienen poco tiempo, lo primero es mucho más que lo segundo.
      No tengo ningún problema ni compromiso con las Afores, con gusto les diría que generan pérdidas a sus clientes, pero no es el caso, mucho lamento no poder usar esa palabra en aras de informar correctamente. Don Alejandro, cuando sea el caso con gusto lo haré, que no quepa la menor duda.
      El ejemplo que usted pone de los bancos es correcto, pero no fueron inversiones como las de las Afores, no se hicieron inversiones de largo plazo ni mucho menos eran cuentas que se capitalizaban constantemente como sucede con las de las Afores por los depósitos que se reciben.

      3) si nosotros nos interesaramos hablo en toda las clases sociales, en recibir la información que se proporciona que yo le llamaría asesorías , las personas nunca tienen tiempo, no hay interés, dicen hay después, y los que ganan bien dicen lo mismo, pero cuando se ven en la necesidad una enfermedad, riesgo de trabajo , invalidez temporal o total.
      No saben a quien deben acudir.
      Tiene toda la razón, no tengo mucho más que decir a una actitud de nosotros los mexicanos, que nos lleva a contar con un lamentable nivel de cultura financiera. Es una lástima que nos interesen muchas otras cosas más antes que aprender de finanzas.

      4) Hace falta el darse el tiempo para ver este tipo de información.
      Así es, añadiría que además hace falta contar con la actitud para aprender algo que nos puede ayudar mucho en nuestra vida.

      5) Usted tiene ordenado todo lo relacionado a este tema? No solo es biométrico, es lo que heredamos a nuestra familia por no informarnos.
      Sí, he tratado de tener todo en orden, nunca sabemos lo que puede suceder y lo menos que debemos hacer es no dejar problemas a nuestros seres queridos. Además, mal haría yo en hablar de un tema y hacer todo lo contrario. Como dice el dicho: “el buen juez por su casa empieza”.

      1. Gracias por compartir estos temas que muchas de las veces las empresas no dejan recibir la información a los trabajadores argumentando que no pueden dar información pero tampoco hace llegar, en vez de hacer ferias de AFORES , Infonavit, ley laboral etc.
        No quieren tener limitados

        Ahora que opina del gobierno que quiere ofrecer microcréditos a los afectados del sismo, y las donaciones de tantos países y personas físicas deportistas donde queda ?

        1. Alejandro:
          Por nada, para eso estamos para debatir con respeto, compartir conocimientos y opiniones, divulgar información, y todo en lo que nos podamos ayudar.
          Respecto a tu pregunta, creo que nunca está demás la ayuda que se le quiera dar a las personas que por desgracia tuvieron pérdidas, de familiares o de bienes materiales, en los recientes sismos.
          Ahora bien, en eso de las donaciones siempre habrá dudas o sospechas sobre el verdadero uso que se le da al dinero, yo recuerdo que eso mismo sucedió en 1985 y en cualquier tragedia grande que recordemos. Pero, no es gratuito, la corrupción en México y sobre todo en las esferas gubernamentales es lo que alimenta, sin lugar a dudas, las sospechas.
          Ojalá se usen los recursos, incluyendo las donaciones, en lo que debe ser, sobre todo esos recursos que la gente ha donado sin ninguna otra condición más que ayudar a quien lo necesita. Eso espero por el bien de México.

          A tus ordenes Alejandro.
          Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *