Las Afores se concentran en un mercado y olvidan otros

Antonio Sandoval, analista financiero, eperto en sistemas de pensiones y mercados financieros

Es recurrente, las Afores no quieren o no pueden incursionar en otros segmentos de su mercado y por lo tanto dejan de lado importantes oportunidades de captación de clientes y de montos de inversión que pueden jugar a favor de sus arcas.

De acuerdo con las cifras oficiales de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), en México existen alrededor de 18 millones de cuentas de trabajadores que no están registradas, y que por lo tanto pueden ser captadas por alguna de las 11 Afores que se desempeñan en el mercado.

Pero, a la mayoría de ellas, de las Afores, no les interesa ese mercado porque consideran que son cuentas “poco productivas”, esa percepción es lo que ha provocado que éste mercado se mantenga prácticamente al margen para las Afores y que solamente se concentren en los nuevos ingresos o bien en los traspasos.

Lamentablemente, las cuentas “poco productivas” son desdeñadas por las Afores, de manera tal que un amplio porcentaje se mantiene en esas condiciones por muchos años, con lo que se pierde un tiempo muy valioso para impulsar el rendimiento en beneficio de los titulares.

Las cuentas no asignadas se “maquilan” por una Afore, en éste caso Afore XXI Banorte, que tiene un total de 17 millones 570 mil 499 cuentas en su administración, de las cuales 9 millones 417 mil 85 cuentas le fueron asignadas por el banco central mexicano.

Las cuentas asignadas son un problema para l sistema porque generan costos de administración y su rentabilidad es mínima. Sin embargo, también deberían ser vistas como un reto, al considerar que son clientes potenciales, con capacidad para reactivar esas cuentas, clientes que en algún momento pueden incrementar su nivel de aportación, sobre todo cuando se acercan a la edad para el retiro.

Las cuentas asignadas son un universo muy amplio, equivalen a 36 por ciento del mercado total, y si bien en forma individual tienen pocos recursos ahorrados y muchas de ellas no aportan permanentemente, no dejan de representar dinero, dinero que hoy las Afores no quieren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.