Las Afores solamente pueden invertir en cuatro países Latinoamericanos

Cuadro de países elegibles

Las Afores pueden invertir en varios países del extranjero para hacer más rentables los recursos de los trabajadores mexicanos; sin embargo, no pueden hacerlo en cualquier nación.

Las autoridades mexicanas han realizado estudios y análisis previos, junto con la elaboración de mecanismos y otros esquemas en conjunto con organismos financieros multilaterales, para determinar con el mayor grado de confianza posible, los países que son elegibles para que las Afores inviertan los recursos de los trabajadores mexicanos.

Lo anterior, debido a que estos fondos, los que manejan las Afores, son propiedad y patrimonio de millones de mexicanos, mismos que servirán para pagar su retiro.

Así, al cierre del año pasado existe una lista de naciones elegibles para que las Afores inviertan los recursos, lista en la que solamente se incluye a cuatro naciones Latinoamericanas, ni una sola más.

Este lista se compone de la siguiente manera: Brasil, Chile, Colombia y Perú, solamente en esos países y desde luego en México, las Afores pueden realizar inversiones en la región Latinoamericana, realmente son muy pocos.

La lista completa se compone de naciones europeas preponderantemente, varias más asiáticas y también algunas de otras latitudes como las nuevas repúblicas de Europa Oriental.

Lamentablemente, la solidaridad latinoamericana no puede trasladarse a las inversiones que realicen las Afores en el exterior, debido al elevado grado de riesgo financiero que existe en otras naciones, tal es el caso de Venezuela.

El punto anterior es importante, ya que si la mayoría de los países de la región estuvieran en otra situación, sería más factible que entre los países miembros financiaran el desarrollo latinoamericano y se generara un círculo virtuoso de largo plazo.

Lamentablemente, es la misma situación que refleja la zona latinoamericana para prácticamente todos los fondos de inversión del mundo, especialmente en el segmento de ahorro para el retiro, debido a que en éstos el riesgo financiero es determinante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *