La Fed está lista para subir tipos en 25 puntos básicos en marzo: Banxico respondería con 50

Janet Yellen, en comparecencia en el Congreso de Estados Unidos a principios de febrero, abrió la puerta para un alza de tasas en la reunión del 15 de marzo.

Según el discurso, en las próximas reuniones de política monetaria, el Comité de Mercado Abierto evaluará si el empleo y la inflación continúan desempeñándose en línea con las expectativas planteadas en el documento, en cuyo caso se justificaría ajustar la tasa de referencia.

Esto es independiente del plan fiscal que proponga la administración Trump y que eventualmente se apruebe por el Congreso. Con respecto a la reunión de marzo 15, señaló en la comparecencia que todas las reuniones están abiertas para un alza de tasas. Son varios los miembros de la Fed que han tratado de preparar al mercado con 3 alzas este año, que ha sido nuestro escenario base, y para que estén separadas en el año, marzo empieza a tener sentido.

El reporte de inflación al consumidor de enero de EUA arriba de expectativas, aumentó la probabilidad que asigna el mercado a un alza de +25pb en marzo a 42%. Antes de que se conociera dicho reporte, la probabilidad estaba en 34%, y antes de la comparecencia de la Dra. Yellen tan sólo en 30%.

El reporte de inflación de enero, mostró un incremento del índice de precios al consumidor de 0,6%, por encima del esperado del mercado de 0,3% que era igual a la lectura del mes previo. La inflación subyacente subió en 0,3%, superando expectativas y nivel del mes anterior de un alza de 0,2%.

De igual manera, el reporte de ventas al menudeo de enero y las revisiones al mes previo superaron expectativas. En este contexto, los reportes van en línea con el escenario de la Fed para subir 3 veces este año. Ya sólo faltaría el reporte de empleo del mes de febrero que se dará a conocer el próximo 10 de marzo.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos de 10 años, en 2,51% tiene espacio para subir en caso de incorporar 3 alzas este año de +25pb y 3 más el próximo año.

De acuerdo con nuestro análisis, el mercado tiene incorporado un escenario con menos alzas que las propuestas por el consenso de miembros del Comité de Mercado Abierto de la Fed, lo que mostramos en la gráfica 1.

En dicha gráfica contrastamos lo que, según nuestros cálculos, tiene incorporado para la trayectoria de la tasa de referencia de la Fed la curva actual de bonos del Tesoro de Estados Unidos versus el consenso de la Fed, o los famosos “dots”. Por su parte, en la gráfica 2, presentamos cómo se verían los rendimientos de la curva de bonos del Tesoro de EUA en caso de incorporar el escenario de los “dots”, y lo comparamos con la curva actual.

De dicho análisis, concluimos que, por ejemplo para el rendimiento del bono de 10 años, éste pudiera ajustarse a un nivel de 2,9% en caso de incorporar todo el escenario de los “dots”. De alguna manera, este ejercicio marca un límite superior de alza de dichos rendimientos, ya que difícilmente vemos un escenario más agresivo que el de los “dots” para los próximos 3 años.

A Banxico le falta, a nuestro juicio, al menos 25 puntos base de alza adicional a la Fed, más las que haga la Fed este año.

Hemos argumentado en análisis previos que el nivel de la tasa de referencia en México tenía que subir para aumentar el diferencial con la Fed para hacerla atractiva a los flujos extranjeros de inversión de cartera, destacando que aquellas monedas emergentes con tasas más altas habían logrado una apreciación importante de su moneda en comparación con el peso mexicano que se mantuvo (y se mantiene) en los últimos lugares de rendimiento el año pasado y lo que va de este.

Banxico subió la tasa de referencia +50 puntos base en enero y, a nuestro juicio, todavía faltan al menos otros 25 puntos base adicional a lo que haga la Fed.

Si la Fed sube +25 puntos base en la reunión de marzo, entonces Banxico podría subir +50 puntos base. Para el resto del año, Banxico seguiría a la Fed para terminar el año en al menos 7,25% con tres alzas de la Fed probablemente en marzo, junio y septiembre. El escenario que planteamos para la tasa de referencia de Banxico, es congruente con el escenario del mercado para este año, según las cotizaciones de los IRS de TIIE.

Las pequeñas diferencias se pueden explicar por el método de interpolación- suavización de la curva de IRS de TIIE.

Seguimos argumentando que donde tenemos una gran diferencia con el mercado, es en 2018 cuando la Fed pudiera estar subiendo 3 veces y el mercado en México no incorpora alza alguna de Banxico, por lo que la recomendación planteada en el In the Spotlight “Vemos más alzas de tasas de Banxico que el mercado: nos preocupa la inflación”, sigue vigente: pagar el 26×1 y recibir el 9×1.

Columna de FINAMEX escrita por Guillermo Aboumrad, director de Estrategias de Mercado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *