La depreciación del dólar será pasajera

Desde el punto de vista de Mirabaud Asset Management, entra dentro de lo muy posible que la inesperada depreciación del dólar estadounidense, una de las principales sorpresas con que hemos comenzado 2017, sea sólo una tendencia pasajera.

Una depreciación que, pese a las previsiones de aceleración del crecimiento económico y de subida de tipos de la Fed para 2017, llegó a superar los 2,5 puntos porcentuales, lo que significa alcanzar una cota de 1,08 dólares por euro.

A grandes rasgos, hay tres razones que justifican esta depreciación de la moneda estadounidense. Por un lado, el nuevo gobierno de Estados Unidos ha declarado, y lo ha hecho en varias ocasiones, que el dólar estaba sobrevalorado y, además, que la infravaloración del euro aventaja a Alemania con respecto a sus socios comerciales.

Por otro lado, los diferenciales de tipos de interés a diez y a dos años entre Estados Unidos y Alemania se han reducido 35 y 15 puntos básicos respectivamente desde los máximos alcanzados a mediados de diciembre.

Y a todo lo expuesto hasta ahora se suma, por último, el hecho de que el euro goza de un superávit de balanza por cuenta corriente en detrimento del dólar. Concretamente, en los últimos doce meses, el superávit europeo alcanzó los 384.000 millones de euros, lo que supone el 3,7% del PIB europeo, mientras que Estados Unidos registró un déficit de 477.000 millones de dólares, aproximadamente el 2,8 % de su PIB.

En cualquier caso, como comentábamos al principio de esta tribuna, desde Mirabaud prevemos que el dólar estadounidense volverá a apreciarse hasta rondar, en un primer momento, una cota de 1,05 dólares por euro.

Nuestro escenario de probabilidades apunta a que los tipos a corto plazo podrían volver a apreciarse en Estados Unidos, mientras que el Banco Central Europeo proseguirá su discurso acomodaticio para mantener unas condiciones financieras favorables a la actividad, lo que contendrá los tipos de interés en cotas bajas.

A medio plazo, la posible adopción de un régimen de ajuste frontal fronterizo, según propone el Partido Republicano en el congreso, podría acarrear también una apreciación significativa del dólar.

Tribuna de Raimundo Martín, director general de Mirabaud Asset Management para España, Portugal y Latinoamérica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *