It´s the saving rate, stupid

Antonio Sandoval, analista financiero, eperto en sistemas de pensiones y mercados financieros

It´s the saving rate, stupid, o en español: Es la tasa de ahorro, estúpido. Parafraseando a Bill Clinton cuando se refirió a que el problema de su país y del mundo era la economía, en su intento por fijarla como prioridad presidencial.

It´s the saving rate, stupid; es una frase que deberá usarse ya para definir lo que sucede con el problema de las pensiones en México, y sobre todo para determinar el factor fundamental que provoca que éstas sean bajas ahora, y lo serán en el futuro.

It´s the saving rate,stupid; no es que las comisiones sean elevadas, ese tema ya se agotó; tampoco es que las Afores “roben” a los trabajadores, no es un asunto de bajos rendimientos, ni es un problema de estructura en el sistema, simple y llanamente, es un problema de la cuota de aportación, o bien de la tasa de ahorro.

It´s the saving rate stupid; con esa tasa de ahorro no vamos a ninguna parte, simple y llanamente nos estamos engañando a nosotros mismos y edificamos ladrillo a ladrillo futuras generaciones de viejos pobres, con estrecheces económicas, lo que definitivamente se reflejará en la economía.

It´s the saving rate, stupid; este próximo lunes 19 de diciembre, cuando se conozcan las comisiones de las Afores, seguramente muchos medios y participantes de la opinocracia se desgarrarán las vestiduras señalando que tal o cual Afore tiene una comisión muy alta, que equis Afore gana mucho, que Afore fulana de tal no ha hecho los esfuerzos necesarios. Y desde luego, no faltará quien diga que el sistema de cuentas individuales es un saqueo a la nación.

It´s the saving rate, stupid; la verdad es que con tasas de ahorro de hace 60 años este país se encuentra condenado al fracaso, para allá vamos directo y sin escalas; pero en el legislativo el tema no urge, no es prioritario, mucho menos si se trata de pagar algún costo político.

It´s the saving rate, stupid; los esfuerzos para incrementar el ahorro voluntario son muy importantes, podrán dar grandes resultados con el tiempo, pero la verdad es que se necesitarán muchas décadas para crear una generación que se preocupe por su futuro, y eso se traduce en la economía.

It´s the saving rate, stupid, deseamos fervientemente que en éstas fechas navideñas el corazón y la mente legislativa se ablande y pongan el año que viene entre sus prioridades revisar el nivel actual de la tasa de ahorro en nuestro país. La esperanza muere al último

Felices fiestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *