Gasto en pensiones del IMSS crecerá 10 mil mdp a partir de 2018

El gasto en pensiones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) crecerá a razón de 10 mil millones de pesos año con año a partir de 2018, señaló el director general del organismo, Mikel Arriola, durante su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República.

Esta tendencia de crecimiento en el gasto de pensiones de se mantendrá por lo menos hasta el año 2035, cuando empezará a retroceder. Sin embargo, serán años difíciles en los que debe mantenerse la disciplina financiera del instituto para colaborar en su salud, dijo Arriola.

“Yo podría pedirles que, por lo menos de aquí al 2035 que enfrentamos todos los años incremento, más o menos de 10 mil millones de pesos en el costo de nuestras pensiones, no generarle al IMSS más obligaciones adicionales, sin señalar fuente de fondeo, para que podamos llegar al 2035, donde deja de subir, con suficiencia”, expresó.

Asimismo, el funcionario explicó que el IMSS tiene actualmente una deuda de 2.5 billones de pesos por el régimen de jubilaciones y pensiones de extrabajadores, equivalente a 12% del PIB a precios actuales.

El director general del IMSS resaltó que a partir de la implementación de medidas de disciplina financiera y control del gasto, por primera vez en 35 años, en 2016 no se utilizaron reservas para financiar al Instituto, además de presentar un superávit de 6 mil 388 millones de pesos, por lo que anunció que la viabilidad del Instituto está asegurada hasta 2020 y de mantenerse el control de gasto y compras eficientes, podría llegar a 2035.

El Instituto, dijo, ha mejorado su eficiencia recaudatoria y alcanzó ingresos por 262 mil 32 millones de pesos, que representa un crecimiento de 16 % en la actual administración, situación favorable en la que destaca un acelerado proceso de formalización del empleo, que en los primeros cuatro años y 10 meses de esta gestión, alcanza tres millones 133 mil 980 plazas, cifra mayor que la creada en los seis años completos de las administraciones anteriores.

Comentó que el cambio en el perfil epidemiológico de la población en el que se ha presentado un aumento en los padecimientos crónico degenerativos, representa un gasto creciente en el sector salud, por lo que el Seguro de Enfermedades y Maternidad enfrenta un déficit de 11 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) del 2017, es decir, 2.2 billones de pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *