Gasolinazo, semana de crisis inédita

Concluyó la primera semana completa de 2017 y fue un periodo que se quedará grabado por mucho tiempo en los anales de la historia moderna, por el gasolinazo.

Nunca en los tiempos actuales se habían registrado manifestaciones de descontento que llevaron al caos gran parte del país, con marchas, bloqueos, protestas, heridos, muertos y un claro descontento social.

Las reacciones del gobierno fueron tibias, llegando a veces a la ausencia total, salvo por la permanente presencia del Secretario de Hacienda, José Antonio Meade, que todo indica fue en un inicio el único autorizado para hablar del tema. La estrategia de comunicación del gobierno federal se vio totalmente rebasada desde las primeras horas.

La semana de crisis, con pocas precedentes en México, no podría terminar peor, al cierre del periodo todo quedó en la indefinición, se habla de marchas y protestas este fin de semana, lo que de continuar abonará el terreno para el próximo lunes cuando más de 20 millones de escolares regresen a clases, al tiempo que muchos miles más también retornarán a sus tares laborales.

El recuento de los daños

En total, 22 estados del país tuvieron graves afectaciones, aunque destaca sobremanera el Estado de México por la magnitud de los bloqueos y saqueos que se registraron en varios de los municipios de la entidad, algunos de ellos llegaron a colapsar el acceso a la capital mexicana; además, también hubo bloqueos y acciones de protesta dentro de la propia Ciudad de México.

Se habla de cuando menos cuatro muertos, casi una centena de heridos y cerca de 400 personas detenidas en los actos vandálicos que se han protagonizado a lo largo de la semana. Otras entidades fuertemente afectadas son Morelos, Puebla, Nuevo León, Sonora, Campeche, Oaxaca, Hidalgo y Tabasco, por mencionar algunas.

El cierre preliminar del mediodía del viernes habla de 380 unidades comerciales saqueadas a lo largo y ancho del país, las pérdidas no se estiman todavía pero cifras preliminares apuntan a que ya se rebasarían los mil millones de pesos.

Los saqueos no solamente se concentraron en centros y tiendas comerciales, también abarcaron gasolineras, casas de empeño y otro tipo de locales comerciales, en el Estado de México muchas de las tiendas fueron saqueadas aun y cuando habían bajado las cortinas, grupos de vándalos y delincuentes aprovecharon la confusión para violar las cerraduras, abrirlas y saquear el interior.

Sin duda, el daño por las protestas sociales está hecho, pero los efectos se profundizarán más por las acciones delincuenciales que confundieron los movimientos legítimos con la rapiña.

Riesgos de desabasto: CCE

Por la tarde del viernes el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) externó su preocupación en el sentido de que los actos de bloqueo y vandalismo de los días recientes vayan a provocar desabasto de productos de primera necesidad y energéticos en varios centros poblacionales del país, especialmente en los más grandes en donde la demanda es importante.

El sindicato patronal también hizo un llamado al gobierno para que tenga en cuenta el reclamo social y considere hacer los ajustes necesarios para que se termine este periodo de crisis en el que se han sumido la sociedad y la economía, con claros efectos negativos que se reflejarán los los indicadores que se conocerán en un futuro.

“Los riesgos de desabasto son latentes y se harán realidad en caso de mantenerse los bloqueos en los diferentes caminos que conectan a los grandes centros poblacionales, sobre todo si en esos ligares siguen reportándose actos vandálicos”, dijo el organismo.

El gasolinazo, doloroso pero inevitable: Peña Nieto

El presidente Enrique Peña Nieto se pronunció sobre el asunto, el gasolinazo, hasta el miércoles 4 de enero durante el anuncio del cambio de canciller derivado de la salida de Claudia Ruiz Massieu en la Secretaría de Relaciones Exteriores y la llegada de Luis Videgaray Caso. El presidente señaló que el ajuste al precio de la gasolina es doloroso, dijo entender el enojo ciudadano, pero aseguró que fue una medida inevitable, a riesgo de comprometer la estabilidad económica del país.

Un día después, el jueves 5 de enero, en un mensaje de año nuevo a la ciudadanía, Peña Nieto culpó a los gobiernos de años anteriores señalando que mantuvieron el subsidio al precio de la gasolina gracias a que los precios internacionales del petróleo estaban elevados, también aseguró que el aumento en el precio de las gasolinas es provocado por un aumento de la misma en el exterior.

¿Qué viene?

En lo económico es claro que ésta ola de protestas sacudirán el desempeño de una economía que ya de por sí tenía pocas expectativas de crecer más allá de uno por ciento en este año. Con la ola de protestas y actos vandálicos la economía mexicana estará todavía más castigada en los meses siguientes, el panorama es oscuro y podríamos crecer a 0.8 por ciento cuanto mucho.

En lo político, se observan pocos cambios, la estrategia del gobierno es muy clara, aguantar y culpar a los que se tengan que culpar no importa un enfrentamiento con esas fuerzas políticas; de hecho, es probable que lo estén buscando. No vemos al cierre de la primera semana del año la disposición para echar atrás el ajuste al precio de la gasolina, y sí observamos la prevalencia de protestas en distintos puntos del país, con el riesgo de más actos vandálicos por el gasolinazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *