FMI pone el dedo en la llaga, pide aumentar en México nivel de aportaciones para pensiones

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha puesto el dedo en una de las llagas más visibles de la economía mexicana, pero hasta el momento intocable por parte de la clase política: el nivel de aportaciones que hacen los trabajadores para sus pensiones.

En su reporte de evaluación anual de la economía mexicana, mismo que aplica a otras naciones, el FMI aconsejó a las autoridades mexicanas elevar el nivel de aportación de las cuotas destinadas a las pensiones, con el fin de evitar presiones financieras importantes con el paso de los años.

En México un trabajador que cotiza al IMSS aporra apenas 6.5 por ciento de su salario base de cotización para conformar su pensión, de éste porcentaje solamente 1.5 por ciento es parte de su salario directo, la otra parte proviene de subsidios patronales y gubernamentales. Los trabajadores que cotizan al ISSSTE destinan 11.3 por ciento de su salario base, y con un esquema de aportación voluntaria la cuota llega a 13.5 por ciento

Estimaciones de analistas y autoridades nacionales e internacionales, han señalado que los trabajadores mexicanos deberían aportan cuando menos 18.5 por ciento de su salario.

Sin embargo, diversas iniciativas para mejorar las aportaciones se han mantenido congeladas a lo largo de los años, mientras que de plano los funcionarios de primero y segundo nivel evaden el tema, debido a que incrementar las cuotas en un país en el que un alto porcentaje de los salarios son raquíticos, traería en el mejor de los casos un costo político para sus intereses, que no están dispuestos a pagar. Y también se teme un aumento en el descontento social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *