Finanzas para Millennials …y muchos más: Tasas variables nunca, toma créditos a tasa fija

Ahora que las tasas de interés suben, y subirán más conforme pasen los meses, ni de chiste se te ocurra tomar un crédito a tasa variable, no vayas a cometer un error que puede ser costosísimo para tus finanzas.

Todo contrato que firmes debe incluir claramente que la tasa de interés será fija, eso te permitirá no solamente planear tus finanzas y contemplar desde ahora los pagos que deberás hacer, sino te protegerá de eventuales ajustes en el nivel de tasas; ajustes que por cierto no sabemos de qué magnitud será.

La historia habla

Corría el año de 1994, diciembre para ser exactos, muchos millennialls no habían nacido o apenas estaban en su primera década de vida; entonces la tasa de interés de los Cetes había bajado a mínimos históricos de 7.5 por ciento, con lo que “jaló” el costo de los créditos a la baja.

Pero llegó la dramática devaluación del 21 de diciembre de ese año, entonces las tasas de interés se “dispararon”, eso significó un fuerte golpe para los usuarios del crédito, de la noche a la mañana el costo de sus deudas se multiplicó debido a que estaban contemplados a tasas variables.

Fue de tal magnitud el ajuste, que hasta la fecha pagamos por medio de nuestros impuestos el impacto financiero para el sistema bancario, debido a que muchas deudas se volvieron simple y sencillamente impagables, dando origen al Fobarpoa

Aprendamos de lo que sucedió hace 22 años, sobre todo ahora que tenemos la ventaja de contar con esquemas de créditos a tasa de interés fija.

Ni siquiera un crédito con tasa mixta

Cuando decimos que no te comprometas con créditos a tasa variable, nos referimos a todo tipo de crédito. Ni siquiera consideres la probabilidad de adquirir un préstamo con esquema de tasa mixta, es decir, una parte a tasa variable y otra a tasa fija, NO, NINGÚN CRÉDITO A TASA VARIABLE.

El futuro nadie lo sabe, en sieforeretiro somos optimistas pero no sabemos qué tanto pudieran subir las tasas de interés; en el lejano caso de que sucediera lo que pasó en diciembre de 1994, el costo variable de tu crédito será un durísimo golpe a tu economía, que superará por mucho la cobertura de la parte del préstamo a tasa fija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.