Finanzas para Millennials …y muchos más: Recuerda que todas las tasas son…anuales

Las tasas de interés van a subir, no cabe la menor duda., el entorno económico-financiero así lo indica. Subirán tanto en México como en Estados Unidos y muchos países más.

En este contexto, muchas veces nos preguntamos como es que los créditos aumentan considerablemente nuestra deuda inicial. A las comisiones y otros costos que tenemos que pagar, es necesario añadirle el hecho de que las tasas de interés son anuales, es el porcentaje que paga una persona al año por uso del dinero, más el capital inicial.

Pongamos un ejemplo sencillo: si un joven adquiere el día de hoy un crédito hipotecario, digamos por 1 millón de pesos, a una tasa de crédito anual de 8.5 por ciento, con plazo de 10 años, lo que pagará al final del préstamo es un 85 por ciento sobre el préstamo original, porque 8.5 multiplicado por 10 nos arroja dicha cantidad.

Claro que el pago se hará diferido a lo largo del tiempo, es decir, 1 millón 850 mil pesos en una década, de un préstamo inicial de 1 millón. La tasa es baja, sin duda alguna, pero en un horizonte amplio de tiempo el monto se eleva considerablemente, nunca se nos olvide que las tasas son…anuales.

Otro ejemplo mucho más clásico y más costoso, el de las tarjetas de crédito: Si tu banco dice que el CAT de tu tarjeta se ubica en el promedio actual de 33 por ciento, lo que te quiere decir es que esa tasa de 33 por ciento ANUAL, es la que pagarás al año por el uso del dinero.

Imagina que tienes una deuda por 20 mil pesos en tu tarjeta de crédito, si no hicieras pagos en un año tendrías que liquidar 6,600 pesos de puro interés; total que a los 3 años deberías pagar prácticamente el 100 por ciento del crédito, es decir, otros 20 mil pesos; en total, 40 mil pesos de una deuda inicial de la mitad.

Tips

Para disminuir los costos crediticios, procura ahorrar lo más posible o hacerte de recursos de una fuente más barata, para que el crédito sea del menor monto posible. Por ejemplo, si vas a comprar un departamento o casa procura aportar la mayor cantidad que puedas para el enganche.

No decimos de ninguna manera que los créditos son malos, muchas veces son indispensables, pero entre menos se pidan mejor. Las tasas en el mercado mexicano y en cualquier otro país, están expresadas en términos anuales, simplemente con multiplicar nos daremos cuenta de lo que se paga con el paso del tiempo.

Adicionalmente, no te “amarres” bajo ningún concepto a un préstamo con tasa variable; además, si puedes hacer pagos adicionales para disminuir el plazo del crédito te ahorrarás muchos recursos, hoy día existe más flexibilidad y se pueden hacer pagos anticipados sin penalización, aunque no es algo que le agrade a los bancos ya que dejan de ganar.

En cuanto a las tarjetas de crédito, es todo un tema, próximamente te daremos algunos tips para que las manejes responsablemente, y hasta puedas financiarte con ellas sin costo alguno. Hasta la próxima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.