Finanzas para Millennials y muchos más: Falta lo peor, tasas podrían dispararse

El inicio de año es tal como se esperaba, con fuertes presiones económicas y un gran descontento social, es una realidad irrefutable. Mucho son y serán los efectos y uno de ellos impactará se quiera o no en las tasas de interés. Así es, las tasas podrían dispararse.

¿Cómo puede suceder eso?, la dinámica económica es la clave. Estamos en un contexto de fuertes presiones que cada día suben más de tono; el primer trimestre del año se esperaba malo, y será mucho peor de lo esperado, todo apunta a que el crecimiento del PIB será nulo, o incluso negativo.

Todo lo anterior sin todavía considerar que no suba de tono el descontento social y que no haya consecuencias graves de lo anterior. Si lo registrado en las últimas horas en varios puntos del país sube de todo, estaremos en un riesgo mayor.

Entonces, ¿cuál es el efecto lógico además de las fuertes presiones para el tipo de cambio?, la respuesta es inmediata, aumentos en las tasas de interés.

Pero no solamente eso, las presiones sobre las tasas de interés podrían ser mucho mayores de las que se esperaban, eso es una gran probabilidad en estos momentos.

Es decir, si la expectativa al final del año pasado era que la tasa de interés al cierre del año se colocara sobre niveles de hasta 7.5 por ciento, lo más seguro es que suba cuando menos 1 o 2 puntos adicionales, 100 y hasta 200 puntos base más.

Lo anterior significa que la tasa de referencia del Banco de México podría acercarse peligrosamente al nivel de doble dígito, algo que no hemos visto en muchos años; de hecho, no lo hemos visto nuca ya que cuando Banxico empezó a utilizar la tasa de referencia para fijar el precio del dinero en México, ésta ya se ubicaba en un dígito.

En otras palabras amables lectores, se vienen momentos difíciles para la economía, vaya novedad me dirían. Pero lo que está en el fondo es mucho peor, se vienen problemas serios para el mercado crediticio por las deudas que existen.

Reiteramos, no tomen ni por error un préstamo a tasa variable, no vayan a comprometer sus finanzas; y de hecho, si se puede, traten de desendeudarse, el panorama luce complicado, muy complicado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *