¿Con estos salarios esperamos recibir a millones de migrantes?

Antonio Sandoval, analista financiero, eperto en sistemas de pensiones y mercados financieros

Una vez más la dura realidad nos propina un golpe para ubicarnos, el discurso oficial y lo que en realidad sucede en el país siempre han sido opuestos, pero en ocasiones se nos olvida.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), señalan que alrededor de 24  millones y medio de mexicanos ganan 5 mil pesos mensuales de salario, o menos.

¿Con estos salarios esperamos recibir a millones de migrantes?, son sueldos de ofensa para esos millones, que precisamente se fueron por la falta de oportunidades y los salarios de miseria que se ganan en muchos casos en este país. Por algo, los reportes de medios informativos equilibrados señalan que un altísimo porcentaje de esos millones de mexicanos no quieren regresar al país, no porque no lo quieran, o no anhelen ver y estar con sus seres queridos, sino porque no quieren regresar a ganar un salario mísero.

no hay que ser genio para percibir las enormes diferencias salariales y el enorme atraso que tenemos en este país, en el que esperamos recibir a millones de compatriotas según el discurso oficial, falta que ellos quieran. A pesar de ser migrantes, muchos de ellos sin estudios, tienen la sabiduría necesaria para hacer matemáticas simples y detectar el abismo que enfrentan en materia salarial en el país que los expulsó.

Esos 5 mil pesos mensuales, que en el mejor de los casos les pagan a muchos millones  de compatriotas, equivalen a 250 dólares al tipo de cambio actual (20 pesos por dólar).

Según reportes de medios informativos y agencias estadounidenses, los mexicanos en Estados Unidos están “mal pagados” porque ganan alrededor de 8 dólares por hora, aproximadamente 160 pesos la hora.

Suponiendo que solamente trabajen 5 horas diarias, eso significa que ganan alrededor de 40 dólares por día, lo que en una semana representa aproximadamente 240 dólares por seis días laborados y uno de descanso. Sí, en una semana, bajo un caso hipotético “castigado”, los mexicanos que trabajan en Estados Unidos ganan prácticamente lo mismo que perciben en México millones de compatriotas en este lado de la frontera con el río bravo.

Así, con estos sueldos de miseria esperamos con los brazos abiertos a millones de compatriotas, como si ellos estuvieran jubilosos de regresar a un país que tiene grandes pendientes con su población, uno de ellos es la materia salarial.

El discurso oficial señala que en la presente administración se han creado millones de trabajos, pero no se dice que la inmensa mayoría son mal pagados, lo que no genera una expectativa favorable hacia el futuro.

Y si los salarios de hoy día son raquíticos para millones de mexicanos, ya mejor ni hablamos de las pensiones que les esperan a esos mismos compatriotas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *