Elecciones EUA – Escenarios para los mercados en México: CI Banco

El resultado de las elecciones presidenciales en EUA sigue siendo aún incierto. Aunque la candidata demócrata Hillary Clinton cuenta con una mayor probabilidad de ganar la contienda, no se descarta que Trump pueda dar la sorpresa y alzarse con una victoria.

Es cierto que, después de la primera carta del Director del FBI al Congreso, hace una semana, Hillary Clinton parecía mantenerse firme en las encuestas. Y la noticia el domingo, confirmando que Clinton no enfrentará cargos con relación al uso de un servidor de correos electrónicos privados, puede haber proporcionado un impulso adicional previo a las
elecciones. Sin embargo, la proporción hasta el momento de votantes indecisos y la desaprobación histórica sobre los dos candidatos, hace que el margen de error pueda ser elevado.

De cualquier manera, el resultado es poco probable que se conozca antes de las 10:00 pm del martes 8 de noviembre. El comportamiento en los activos financieros mexicanos para el corto plazo dependerá de quien gane la presidencia.

Existen al menos tres grandes escenarios; dos de ellos son en el caso de que gane Clinton (probabilidad de ocurrencia de 70%): 1) Clinton gana las elecciones y Trump reconoce su derrota; 2) Clinton gana las elecciones, pero Trump desconoce los resultados y; 3)Trump gana las elecciones (probabilidad del 30%).

El primer escenario es el ideal para los mercados financieros. Aunque los mercados financieros han descontado parte de este resultado, la reacción todavía sería positiva y generalizada. En el caso específico del tipo de cambio, el peso mexicano podría apreciarse hacia los $18.20 por dólar spot.

El segundo escenario se volvió viable desde que en el último debate presidencial Trump mencionó que probablemente desconocería los resultados de las elecciones, si este no le favorecía. El último antecedente con una situación similar fue en la elección de George W. Bush y Al Gore (2000), donde la Suprema Corte de EUA demoró poco más de un mes en
declarar un ganador. Esto podría provocar una reacción inicial positiva en los mercados financieros, pero muy temporal, y con la volatilidad regresando hasta conocer la resolución final. Incluso, esta incertidumbre podría generar que las ganancias iniciales se conviertan en pérdidas temporales. En específico, el peso mexicano podría primero apreciarse hacia los $18.40, para luego volver a presionarse a niveles cercanos a los $19.0. Una vez que se conociera la resolución, la moneda se apreciaría de nuevo.

El tercer escenario (triunfo de Trump) es el de mayor temor para los mercados financieros. La reacción será negativa y con fuertes caídas. Si con el tema del Brexit los mercados sufrieron contracciones significativas, se esperaría que bajo este escenario las pérdidas todavía fueran mayores. El peso mexicano podría depreciarse en los siguientes días al
resultado a niveles nunca antes vistos, como $22.0. Como siempre ha sucedido, habrá una sobrerreacción de los mercados y luego regresará un poco la calma. Adicionalmente, es muy factible que las autoridades mexicanas intervengan para disminuir la incertidumbre y volatilidad. Se esperaría una reunión extraordinaria por parte del Banxico y una muy posible alza de tasas de interés de por lo menos 50 puntos base. No se descartarían otras intervenciones en el mercado cambiario, como lo podría ser a través de subasta de dólares. Al igual que con el tema del Brexit, así como previamente en febrero pasado, probablemente haya una conferencia de prensa conjunta entre Banxico y la Secretaría de Hacienda
anunciando medidas para lograr la estabilidad. Que el efecto negativo sea temporal o no dependerá de lo que en realidad pueda hacer Trump sobre sus propuestas de campaña, ya que posiblemente esté limitado por el Congreso o por su partido político.

Cualquiera que sea el candidato ganador, no tendrá un fácil gobierno, ya que su partido no contará con la mayoría en el Congreso y la población se muestra más dividida que en muchos años, lo que mantendrán niveles bajos de aprobación.

Después de unas semanas concluidas las elecciones, los mercados financieros regresarán su atención a los posibles acuerdos para congelar la producción de petróleo por parte de los países de la OPEP (30 de noviembre) y a una posible alza en las tasas de interés en EUA
(14 de diciembre), que podrían modificar la tendencia del tipo de cambio, bolsas de valores y tasas de interés de largo plazo.

escenarios-para-mercados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *