Diferencia entre tasa o rendimiento neto y tasa real

Antonio Sandoval, analista financiero, eperto en sistemas de pensiones y mercados financieros

En este esfuerzo de divulgación de la cultura financiera que hemos desplegado en Sieforeretiro, y que mantendremos permanentemente hasta donde nos alcance el destino, tocaremos hoy la diferencia entre una tasa de rendimiento neto y tasa real.

Como sabemos, la Consar ha eliminado las reglas para que los trabajadores puedan elegir el fondo de inversión que les convenga, independientemente de su edad. Es un gran paso que debemos aprovechar los trabajadores.

A raíz de un  artículo previo algunos lectores nos cuestionaban si era lo mismo el concepto de tasa de rendimiento neto y tasa real de interés, la respuesta es no, no es lo mismo.

Es importante comprender las diferencias para empezar a tomar decisiones financieras inteligentes, ahora que ya podemos elegir el fondo de inversión de nuestra conveniencia lo que no toca a los trabajadores es educarnos financieramente.

La tasa de rendimiento neto se refiere a aquella tasa que nos paga nuestra Afore una vez que se ha descontado la comisión a la que estamos obligados.

Generalmente la Consar maneja tasas de rendimiento neto, para acostumbrar a los trabajadores al mismo concepto, luego entonces las tasas que publica en sus reportes son por lo general los rendimientos netos, es decir, ya sin considerar la comisión que pagamos a las Afores.

Esa tasa de rendimiento neto solamente descuenta la comisión, es el beneficio neto, como su nombre lo dice, que nos paga la Afore que nos maneja nuestra cuenta de ahorro individual.

Por su parte, la tasa real es aquella a la que se le aplica ya el impacto inflacionario; es decir, es la tasa de rendimiento menos la inflación del periodo.

Por ejemplo, supongamos que la tasa de rendimiento neto que nos pagará nuestra Afore en febrero será de 1.5 por ciento, y que la inflación en México durante el mismo mes será de 0.6 por ciento. La tasa real que obtendremos será de 0.90 por ciento.

Evidentemente, si la inflación es mayor que la tasa de rendimiento neto entonces tendremos una tasa real negativa, esa es la particularidad. Algo así sucedió en enero pasado, cuando el fondo de inversión de bajo riesgo (Siefore Básica 1), arrojó una tasa real negativa a quienes se encuentran en él.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *