Cuentas individuales, un tercio no han elegido Afore en el SAR

En el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) más del 30 por ciento de las cuentas individuales totales no han elegido Afore, ya sea por falta de información o desconocimiento de sus rituales. Incluso, también podría ser por falta de interés en el tema.

Así, de acuerdo con cifras oficiales de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), al cierre de diciembre de 2016 de los 56.8 millones de cuentas registradas en el SAR, un total de 18.7 millones no habían elegido Afore, lo que equivale a 32.92 por ciento del total, prácticamente un tercio del universo de cuentas individuales.

En consecuencia, ese importante número de trabajadores que no han elegido Afore hasta el momento, son asignados temporalmente a una Afore elegida por el agente regulador, con la característica de que se ubican a las Afores con los mejores rendimientos.

Las cuentas que tienen titular pero que están inactivas debido a que no han recibido aportaciones, son canalizadas a una Afore del mercado, a la que para tales efectos se le denomina Prestadora de Servicios, y los recursos son depositados en una cuenta concentradora en el Banco de México. Salen del círculo cuando el titular elige alguna Afore.

Si después de dos años los titulares de las cuentas asignadas por Consar siguen sin elegir Afore, éstas son nuevamente canalizadas a las instituciones con los mejores rendimientos, en un proceso conocido como reasignación de cuentas.

Más allá, es de llamar la atención el elevado número de cuentas individuales que están abiertas pero sin elegir alguna administradora, ¿Es este un nicho de oportunidad para las Afores?, sin duda alguna.

Al mismo tiempo, la cifra refleja de manera rotunda que el SAR tiene mucho que avanzar, cuando se encuentra cerca de cumplir sus primeros 20 años del régimen de cuentas individuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.