Cuentas del SAR rebasan los 61 millones, pero la PEA es de 54 millones; el problema de las cuentas duplicadas…y otros

Al cierre del primer semestre del año el número de cuentas individuales totales en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), fue de 61 millones 325 mil 971 registros; mes con mes se registran incrementos en este indicador, por el simple hecho de la incorporación de nuevo usuarios, generalmente trabajadores jóvenes, al sistema de pensiones mexicano.

Sin embargo, existe una disparidad en estas cifras si se comparan con el número total de personas que dicen estar en edad de trabajar dentro de la población del país;  de acuerdo con la cifra oficial más reciente, publicada en febrero pasado y que corresponde al cierre de 2017, la cifra de ciudadanos considerados dentro de la Población Económicamente Activa (PEA), es decir, aquellas personas de 15 años o más en edad de trabajar, se ubicó en 54 millones 696 mil 636 individuos.

Lo anterior significa que existe una diferencia de 6 millones 629 mil 335 entre el número de cuentas en el SAR y la cifra total de personas consideradas dentro de la PEA.

Esto tiene algunas explicaciones, todas ellas nos llevan a un problema, el exceso de cuentas en el sistema, por lo menos existen poco más de 6 millones que deben ser depuradas de alguna manera y en algún momento.

Esta falta de coincidencia entre las cuentas totales del SAR y la PEA obedece a: duplicidades en el sistema, se supone que dicho problema está en vías de abatirse, pero finalmente existe un número importante de cuentas que están duplicadas y que no se han depurado como debe ser, este es quizá el mayor problema del sistema y urge que se haga algo al respecto, la implementación de expedientes biométricos ayudará sin duda, pero insistimos, es un proceso lento y como se ve, son muchos millones de cuentas de diferencia.

También existen otros factores como el número de cuentas con titulares que no son identificables, gente que en algún momento de su vida abrió una cuenta y no se ha sabido nunca más nada de ellos, algunos pudieran incluso estar fallecidos.

Este número de cuentas que superan al de la PEA, es igualmente determinado por gente que entre y sale de este mismo indicador, el de la PEA, personas que no trabajan y no aportan a su fondo de pensión, que no están consideradas dentro de la PEA, no obstante tienen una cuenta individual.

Es así como la disparidad de más de 6 millones de cuentas encuentra sustento; como señalamos, en algún momento deberá buscarse una solución al problema, una solución de fondo y definitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.