Cuando veas las pensiones de los chilenos cortar, pon las tuyas a remojar

Chile es el país más adelantado de América Latina en materia de pensiones, ellos llegaron mucho antes que nosotros al tema, y aún así tienen serios problemas porque hoy día los trabajadores chilenos que alcanzan la edad legal de jubilación reciben pensiones que representan menos de la mitad de los ingresos durante su vida laboral, además de que existe una importante brecha entre las pensiones de las mujeres y los hombres. De acuerdo con un reporte emitido por Consar.

Así, el pasado 10 de agosto, la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, firmó un proyecto de Ley que busca reformar e introducir mejoras al sistema de pensiones en Chile.

La propuesta busca incrementar las pensiones actuales en 20% para más del 90% de la población que hoy recibe una pensión. Asimismo, busca mejorar las pensiones de las nuevas generaciones y fomentar mayor igualdad entre las pensiones de las mujeres con las de los hombres.

En México, se requiere urgentemente tener una discusión entre los múltiples actores involucrados respecto a las posibles mejoras del sistema de nuestro sistema de pensiones. Tener esta discusión a tiempo mejorará los beneficios de las personas cuando lleguen a la etapa de retiro laboral.

Existen, sin duda, elementos controvertidos en la propuesta de la Presidenta Bachelet. No queda del todo claro, por ejemplo, los beneficios de crear una estructura paralela al de las AFP´s tanto en términos de los costos que ello supondrá, como de los criterios de gobernanza que el nuevo ente asumirá. Tampoco resulta evidente el impacto en el mercado laboral que tendrá el aumento de las aportaciones vía patronal, ni la aceptación que tendrá entre los afiliados que parte de su contribución sea utilizada para otro propósito que no sea su pensión. No obstante, la propuesta es un paso adelante en la búsqueda de fortalecer al sistema de pensiones de ese país.

Destacable es que los chilenos estén discutiendo una segunda reforma, cuando realizaron la primera hace menos de una década. Adicionalmente, el simple hecho de elevar el monto de ahorro reconociendo que la contribución actual del 10% resulta insuficiente para garantizar una pensión adecuada, es un paso en la dirección adecuada. Las medidas para hacer más progresivo al sistema también resultan atractivas, así como varias de las medidas para elevar la cobertura, mejorar el funcionamiento y competencia del sistema, así como la promoción del ahorro voluntario, entre otras.

En México debemos tomar en cuenta la experiencia de Chile ya que muchos de los factores que inciden negativamente en la percepción de los chilenos respecto a ese sistema, se encuentran presentes en el SAR (tasa de aportación baja, baja participación del trabajador con su cuenta, baja densidad de cotización, diferencias de género, insuficiente cobertura, insuficiente ahorro voluntario, bajas tasas de reemplazo, entre otros). Si bien en los últimos años se han realizado números esfuerzos para realizar mejoras en el SAR, existen indudablemente retos más estructurales que requieren una modificación –lo antes posible para que no sea demasiado tarde- más profunda que necesariamente pasa por una reforma de Ley.

puedes consultar el documento de Consar en la siguiente liga:

https://www.gob.mx/consar/articulos/la-experiencia-pensionaria-de-chile-un-espejo-para-mexico-ii?idiom=es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *