Últimas previsiones sugieren un crecimiento global del PIB del 3.4% para 2017

Para 2017 los precios del petróleo subirán menos de lo inicialmente previsto debido a que continúa habiendo problemas ambientales y económicos, eso afectará el PIB.

Para el próximo año está previsto que la demanda global del crudo sea de 1.2 millones de barriles por día, frente al 1.4 millones de 2016. Esto aunado al mínimo crecimiento en las economías maduras y emergentes, y que se vaya a producir un aumento de las energías alternativas y renovables, hará que 2017 sea un año volátil para los viajes del sector de la energía, recursos naturales y marinos.

Así lo constata Carlson Wagonlit Travel (CWT) en su estudio Previsión Global de Precios de los Viajes del Sector de la Energía, Recursos Naturales y Marinos 2017, el cual proporciona a los responsables de compras de viajes información detallada de la situación macroeconómica de estos sectores para que puedan planificar y presupuestar de cara al año que viene.

De acuerdo con el informe, hay varios factores económicos que tendrán impacto significativo en este sector, por lo que las empresas están explorando retos y oportunidades de consolidar la logística de sus viajes de negocios, con el fin de reducir costos.

Por ejemplo, para el Continente Americano en el sector aéreo, la recuperación de la demanda en la economía en su conjunto probablemente generará una inflación de 2 a 3% en Norteamérica. Mientras tanto se espera que la inflación alcance el 10% más en Venezuela y Colombia, debido a la devaluación de su moneda. En Houston, a pesar de la baja de viajes de negocios, las líneas aéreas han mantenido la mayor parte de su capacidad gracias a los bajos costos del combustible.

En Bogotá es probable que incrementen los costos de las líneas aéreas, debido a los bajos precios de las materias primas, ya que Colombia depende de los sectores de la energía y la minería, además del descenso de la demanda y una moneda débil también están teniendo un impacto en los precios.

En cuanto a la previsión de precios en la industria hotelera, Latinoamérica prevé una inflación de precios del 2% impulsada por Venezuela y la recesión económica, los bajos precios de las materias primas y la alta inflación, más el efecto sobre el PIB.

Los hoteleros en mercados clave como Calgary y Houston que dependen fuertemente de la industria del petróleo han experimentado un doble contratiempo debido a esta baja de precios, deteriorando los viajes de negocios.

“Las recomendaciones de CWT Solutions Group para el sector aéreo es que se tienen que considerar revisiones trimestrales con los proveedores para mantener una relación saludable y una comunciación constante; cerrar compromisos de cuota de mercado, en lugar de compromisos de volumen y tener mayor innovación para renovar las tarifas aéreas corporativas” comentó Gabriela Aceves, Directora Ventas Globales Latinoamérica.

En cuanto al sector hotelero las recomendaciones que sugiere el estudio son asegurar las tarifas por dos años; desarrollar relaciones a largo plazo con hoteles estratégicos; aislar o entender el precio del “solo alojamiento” o tarifa con servicios adicionales; tomar en cuenta el impacto de las fusiones hoteleras y las múltiples estrategias de precios, también con impacto en el PIB.

Sin duda, los gestores de viajes tienen varias opciones para mejorar el próximo año, como realizar revisiones trimestrales de su gastos aéreos, pues esto les puede ayudar a negociar mejores tarifas con las aerolíneas. Asimismo deben sacar el máximo partido a las tarifas de hotel y negociar acuerdos a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *