¿Estudiarás en el extranjero? ¡Viaja protegido con un seguro!

Proximidad geográfica, costos, globalización y oportunidades de desarrollo profesional son algunos de los factores que han propiciado un mayor interés de los mexicanos por estudiar fuera del país.

El censo del Instituto de Mexicanos en el Exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores arroja que en 2016 había 95 mil 662 mexicanos estudiando fuera del país, sobre todo alguna especialización, maestría o doctorado, con Estados Unidos como el principal destino al concentrar al 30 por ciento de los estudiantes.

Incluso con la planeación más detallada y cuidadosa, los viajes al extranjero –particularmente por periodos largos– pueden tener contratiempos de muchas índoles. Por ello, es fundamental prever, tanto como se pueda, cualquier evento inesperado.

“Una manera de protegerse es adquirir un seguro de estudios en el extranjero, que puede brindar apoyo médico, logístico y financiero en caso de enfermedad, emergencias o cambios o cancelaciones en el transporte”, dijo Carlos Urdaneta, responsable de Accidentes Personales y Viajes en AIG Seguros México.

“Hay universidades que ofrecen a sus estudiantes un seguro genérico, empaquetado y pre-negociado. Y muchas veces, eso es suficiente. Sin embargo, vale la pena revisar las coberturas, límites, condiciones y asistencias del seguro para cerciorarse de que coincidan con las características, destino y tiempo de los estudios”, agregó.

El ejecutivo resaltó la importancia de contar con una póliza de viaje, independientemente de si se tiene un seguro de gastos médicos mayores, pues un seguro de viaje puede incluir una serie de coberturas y asistencias adicionales, más allá de las relacionadas con la salud.

Entre los beneficios de una póliza de viaje de estudios, Urdaneta señaló los siguientes:

Asistencia internacional brindada por personal calificado y en el idioma del asegurado, en cualquier parte del mundo.
Pago de una suma asegurada por interrupción, demora o cancelación del viaje.
Una suma para cubrir daños de responsabilidad civil.
Traslados médicos de emergencia y repatriación en caso de fallecimiento están también contemplados.
Traslados de un familiar para acompañar al estudiante en caso de que sufra alguna emergencia.

Urdaneta agregó que el costo de estos seguros se calcula principalmente de acuerdo con el número de días de viaje, el destino y la edad del viajero.

“Pero, además del costo, es muy importante leer detenidamente la póliza y tener claridad sobre lo que cubre. No hay que dar por hecho que un seguro ‘unitalla’ responderá a necesidades particulares de cada viaje”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.