China abandona política de hijo único

Las autoridades chinas han dado un giro en política poblacional con el anuncio este jueves del fin de la política de hijo único.
La medida, implementada desde 1979 impedía bajo estrictas sanciones, que los ciudadanos tuvieran más de un hijo cuando se casaran, para detener la explosión demográfica de la época.
Con dicha estrategia, se calcula que la población del país asiático dejó de crecer en aproximadamente 400 millones de habitantes.
A partir de ahora, las parejas chinas podrán tener hasta 2 hijos, lo que tendrá serias repercusiones con el paso de los años en los sistemas pensionarios del gigante asiático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *