Caso Coppel-Invercap: el antecedente del boletín del 2 de diciembre de 2014

Volvamos al caso Coppel-Invercap, a propósito del exhorto que hizo Consar el pasado 19 de diciembre a ambas administradoras para que consideraran reducciones adicionales de comisiones a su propuesta, aprobada con exhorto en ambos casos, de 1.13 a 1.10 por ciento.

Este asunto ha tomado relevancia debido a la “amenaza” del boletín de Consar emitido el pasado jueves 12 de enero de 2017, en el que señala que a finales de febrero próximo tomará medidas en vista de que no se atendió su exhorto.

El agente regulador modificó de esta manera su postura y sus palabras del 19 de diciembre, cuando aseguró que de no atender su exhorto las Afores Coppel e Invercap tendrían consecuencias pero hasta el siguiente proceso de revisión anual, que inicia en noviembre de cada año.

Para entender un poco las estrategias de Consar con las que ejerce presión a las Afore para bajar más sus tasas de comisión, debemos remitirnos a su boletín publicado el 2 de diciembre de 2014, enseguida consignamos la liga para su consulta con la intención de no reproducirlo todo: https://www.gob.mx/consar/prensa/la-junta-de-gobierno-de-la-consar-emite-importantes-exhortos-en-materia-de-comisiones?idiom=es

En una parte de ese boletín Consar dice que los saldos en el SAR continuarán creciendo de manera sostenida por al menos 15 años más, por lo que las economías de escala en el sistema permiten seguir bajando comisiones. En otras palabras, la tendencia de baja de comisiones es irreversible por un largo periodo.

También, mediante dicho documento exhorta a la Afore XXI Banorte a presentar una propuesta de disminución de comisiones, lo que corrobora que la Consar sí utiliza el artículo 37-B, que en este sitio le hemos explicado con amplitud en otras entregas recientes, para provocar más reducciones de comisiones en las Afore que considere pertinentes.

Hasta el momento los exhortos le han funcionado a Consar, pero en dicho artículo se consigna claramente que puede ordenar ajustes a las Afore en materia de comisiones, es decir, puede fijar una tasa de comisión en forma unilateral.

Coincidentemente, aunque nada es coincidencia, en esa ocasión el agente regulador utiliza como pretexto para pedir menor comisión a Afore XXI Banorte los siguientes indicadores: el nivel de sus activos administrados, su número de clientes y sus ingresos. Los mismos que ahora toma en el caso Coppel-Invercap.

Un año después, en el proceso de revisión de 2015 para las comisiones de 2016, Consar rechaza por primera ocasión en la historia del sistema una propuesta de comisión contra Afore XXI Banorte, dicen las malas lenguas que las negociaciones se tensaron mucho, al punto de la ruptura.

Esas mismas malas lenguas señalan que incluso a altas horas de la madrugada del 10 de diciembre de 2015, día que se fijó para la publicación de las comisiones 2016, hubo pláticas para llegar a algún acuerdo, mismas que no prosperaron.

También en ese boletín del 2 de diciembre de 2014, Consar exhorta a Afore Inbursa a presentar una propuesta más baja de comisiones, debido a su bajo desempeño en el Índice de Rendimiento Neto, y pide información adicional a Afore Coppel, misma le justifique ser la administradora con las comisiones más altas .

Además, exhortó a las Afore más grandes del mercado a presentar propuestas de comisiones para el 2015 más acorde a su tamaño y escala.

Este boletín, el del 2 de diciembre de 2014, es interesante porque de alguna manera se fijan  las líneas de acción que la presente administración de Consar utilizará en el tema de las comisiones, mismo que ha seguido desde entonces al pie de la letra.

Es claro que ser una Afore rentable para sí misma y para el sistema, que en consecuencia hace crecer los activos propios y los que tiene en administración, no puede ser considerado como un pretexto para que se ejerzan presiones contra ciertas Afore para bajar más las comisiones, pero las comisiones son el único tema en el que la Consar puede “mejorar” el perfil de las pensiones, aunque sea mínimamente ya que en el tema de verdadera relevancia (la tasa de aportación), no puede hacer absolutamente nada.

Mañana: El caso de la dispersión de las comisiones como herramienta de presión de Consar para el caso Coppel-Invercap.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *