Solamente 2.9 millones de ancianos tienen pensiones propias

En México solamente 2.9 millones de personas con una edad de 65 años o más, tienen pensiones derivadas de algún sistema de seguridad social; es decir, pensiones propias. Según se deriva de un análisis realizado por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

De acuerdo con las cifras reflejadas en la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH), de las 9.6 millones de personas que tienen en México 56 años o más de edad, solamente 31 por ciento, aproximadamente 2.9 millones tienen ingresos por pensión o jubilación, derivada de los institutos de seguridad social como el IMSS, ISSSTE, Fuerzas Armadas, Pemex, entre otros.

El restio, aproximadamente 6.7 millones de ancianos mayores de 65 años de edad no tienen pensión, o tienen pensiones no contributivas, es decir, aquellas que se pagan como un beneficio social y cuyos recursos salen de las finanzas públicas.

Así, aproximadamente 4.7 millones de ancianos (49%) reciben ingresos por el programa social de “pensión” no contributivo, es decir, beneficios sociales a adultos mayores como el “Programa 65 y más” o programas asistenciales estatales y municipales.

Adicionalmente, se estima que aproximadamente 2.5 millones de mexicanos mayores de 65 años (26%) no tiene ingresos por algún sistema de pensión.

Estos dos últimos grupos representan un enorme costo para el país, por la característica de su pensión no contributiva, lo que se convierte año con año en un problema para las finanzas públicas de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *