Hasta 60% de la población mexicana trabaja en la informalidad

Un análisis de la Consar señala que los niveles de informalidad en México se mantienen demasiado elevados.

En México, hasta 60% de los trabajadores se encuentra empleados informalmente o trabajan en forma independiente, y por tanto no tiene acceso a la seguridad social, como lo corroboran los recientes datos de CONEVAL.

Los trabajadores independientes son todos aquellos que trabajan en un negocio propio. Son dueños del bien o producto que elaboran o venden, deciden cómo y dónde promover sus productos o servicios. Ejemplo de este tipo de trabajadores son los microempresarios, artesanos, plomeros, empleados domésticos, electricistas, taxistas, pero también los abogados, contadores, médicos, sicólogos y arquitectos, que trabajan por su cuenta.

Si bien, los trabajadores independientes cuentan con condiciones de trabajo que pueden resultar atractivas como la flexibilidad de horario, una mayor autonomía y potencial de crecimiento, así como un mejor balance entre el hogar y el trabajo, sin duda también valoran los servicios de los que son excluidos al no cotizar a la seguridad social, como son el servicio médico, las guarderías, un seguro de vida o el ahorro para la vivienda y el retiro.

Sin embargo, sus ingresos suelen ser más inestables que los de los trabajadores asalariados, lo que les dificulta llevar a cabo aportaciones voluntarias de forma sistemática.

Además, aunque no es privativo de este tipo de trabajadores, la falta de educación financiera, su preferencia por las inversiones de corto plazo, la inercia y el retraso en la toma de sus decisiones, así como el desconocimiento del sistema financiero, les impide tomar el control de una planeación financiera de largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *