Los 7 tips para un plan personal de ahorro

1) Por recurrente que parezca, primero que nada elabora un plan de acción y, sobre todo, síguelo al pie de la letra. No se trata solamente de poner metas, sino primero que nada deben analizarse para que éstas sean coherentes con tus gastos y tus ingresos; existe una inmensa cantidad de planes de ahorro que no cuentan con la planeación debida. Es decir, no se toman con la seriedad que requiere. Una vez que has fijado tus metas no te apartes de ellas por nada del mundo.

2) Es posible que inicies el ahorro con una cantidad, de hecho así debe ser, posteriormente fíjate como una prioridad elevar el monto paulatinamente, eso te permitirá ajustar poco a poco tus finanzas y que no se vean golpeadas de improviso.

3) El ahorro debe salir de algún lado. Si tienes ingresos extras son los primeros a los que debes recurrir. En caso contrario empieza por ajustar gastos personales, desde lo más superfluo hasta lo más indispensable. Pero, considera que hay gastosq que no puedes tocar.

4) Las finanzas de las empresas y de las personas están compuestas por dos grandes rubros: ingresos y gastos. Aunque suene a clase de primaria, nunca,jamás, por ningún motivo los primeros deben ser rebasados por los segundos. Si tienes ese problema ajusta tus finanzas antes de que empieces a ahorrar, de lo contrario solamente profundizarás tu desbalance o déficit financiero, en el que tus ingresos son permanentemente rebasados por tus gastos.

5) ¿Qué pasa cuando una empresa o persona tiene desbalance o déficit financiero y se decide a ahorrar? Simple y sencillamente fracasa, llega un momento en el que ese ahorro se debe destinar al gasto nuevamente porque se dejan de cumplir con algunas obligaciones financieras. Lo que te queremos decir es que antes de ahorrar revises tus deudas y paga lo más que puedas.

6) Habla con tu familia, si la tienes, sobre la relevancia del ahorro y el plan que piensas poner en marcha. Uno de los graves problemas entre las parejas y en las familias es por problemas de dinero, derivados de falta de comunicación. Es un punto relevante, no puedes iniciar un plan financiero de ahorro sin el conocimiento de tu familia, sobre todo para que sepan cuál es el objetivo. Si no eres casado o no tienes pareja, este punto no lo debes dejar de lado, piensa que de alguna manera alguien siempre estará atento a lo que te sucede.

7) Finalmente, dicen que los hábitos se fijan en el cerebro después de 21 días de practicarlos. Quizás no sea del todo certero, pero sí es una prueba de que solamente con perseverancia lograremos el objetivo. Si ya empezaste a ahorrar no lo dejes. Ahorrar para el retiro es un objetivo, pero puedes ahorrar para lograr otros objetivos, como por ejemplo dar un enganche para tu automóvil, comprar algún bien mueble de contado, o irte de vacaciones. Los créditos no son malos, pero, ¿no has pensado en dejar de pagar créditos y mejor liquidar lo más que puedas con tus ahorros?.

Redacción Sieforeretiro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *