La desregulación financiera de la era Trump

Dos decisiones sobre desregulación financiera fueron aprobadas, la semana pasada, como parte del proceso de cumplimiento de las promesas de campaña del Presidente Donald Trump.

Una orden ejecutiva instruye al Secretario del Tesoro y otras agencias reguladoras que preparen una propuesta para revisar la ley de reforma financiera, aprobada después de la Gran Recesión, conocida como Dodd Frank.

La otra medida es un memorándum instruyendo al Secretario de Trabajo para que elimine lo que se conoce como la “regla fiduciaria,” aprobada durante el gobierno anterior y cuya entrada en vigor estaba programada para abril próximo.

La “regla fiduciaria” requiere que los asesores financieros coloquen los intereses de sus clientes por encima de otros objetivos, incluyendo sus propias comisiones.

Ambas medidas fueron anunciadas en una reunión del Presidente Trump con los ejecutivos de los mayores bancos y de otras gigantescas instituciones financieras.

Además, el anuncio fue recibido con beneplácito en los mercados mediante un pronunciado aumento en la cotización de las acciones financieras. Una de las razones que explica esta respuesta positiva del sector financiero es porque la persona encargada de la ejecución de dichas medidas es uno de los suyos, el nuevo Jefe del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca y ex Presidente de Goldman Sachs Gary Cohn.

Junto a otros dos integrantes prominentes del equipo del Presidente Donald Trump, el Jefe de Estrategia de la presidencia Stephen K. Bannon  y el designado Secretario del Tesoro Steven Mnuchin, los tres son ex ejecutivos de Goldman Sachs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *